Por: Michelle Soto 26 abril, 2016
Actualmente Chirripó cuenta con dos rutas de acceso: una por San Gerardo de Rivas y otra por San Jerónimo. | RAFAEL PACHECO /ARCHIVO
Actualmente Chirripó cuenta con dos rutas de acceso: una por San Gerardo de Rivas y otra por San Jerónimo. | RAFAEL PACHECO /ARCHIVO

Durante el día y la noche, los guardaparques realizarán operativos de control para evitar el ingreso ilegal de turistas por los senderos de acceso al Parque Nacional Chirripó.

Los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) cuentan con el apoyo de la Policía y, por lo tanto, las personas sorprendidas ingresando ilegalmente al parque serán denunciadas ante el Ministerio Público.

“El turista ilegal amenaza la integridad de este parque nacional debido a la apertura de nuevas rutas para evadir el puesto de control en base Crestones y, además, porque acampa en sitios no autorizados y enciende fogatas para cocinar o calentarse durante la noche”, se lee en el comunicado del Sinac.

“Esta conducta es muy riesgosa, porque puede empezar un incendio forestal en el páramo, donde es prácticamente incontrolable, lo que atentaría contra los ecosistemas del parque y la vida de las personas que se encuentren en ese lugar”, agregó Sinac.

Los guardaparques llevan un registro de los visitantes que ingresan al área protegida.

Esto constituye una medida de seguridad para el propio turista, ya que el registro de ingreso, realizado en la base, se constata con el del albergue y esto alerta a los guardaparques, en caso de existir un extravío.