Estados Unidos y Siria son ahora los únicos países al margen del pacto

 23 octubre
El Acuerdo de París busca que los países reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y así evitar que siga incrementando la temperatura del planeta.
El Acuerdo de París busca que los países reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y así evitar que siga incrementando la temperatura del planeta.

Managua, Nicaragua

Nicaragua suscribió el Acuerdo de París sobre cambio climático, al que había rehusado adherirse inicialmente, por considerarlo insuficiente para reducir los efectos del calentamiento global.

Hoy, dos años después, el Gobierno revirtió su posición porque "a pesar de no ser el acuerdo ideal, es el único Instrumento que permite en la actualidad" unir esfuerzos para paliar las consecuencias de esta problemática mundial.

La firma, dada a conocer por la vicepresidenta Rosario Murillo, deja a Estados Unidos y Siria como los únicos países al margen del pacto, adoptado en 2015 en la capital francesa.

"Declaramos que el Gobierno de la República de Nicaragua (...) se adhiere a él (Acuerdo de París) y se compromete a cumplir fielmente sus disposiciones", anunció el Gobierno en un comunicado leído por Murillo.

Nicaragua concretó su incorporación al acuerdo, que rige en el marco de la convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el pasado 20 de octubre en Managua, dijo Murillo.

"La gran mayoría de los Estados, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, hemos asumido los compromisos de unir y multiplicar esfuerzos frente al incremento de los desastres naturales con elevados costos en la pérdida de vidas y cada vez mayores daños materiales", agrega la comunicación de este país vecino de Costa Rica.

El Acuerdo de París, suscrito en diciembre del 2015, establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar un mayor incremento de la temperatura del planeta.