Por: Michelle Soto 17 noviembre, 2014

Un ritmo de consumo que excede la capacidad biológica del territorio, alta dependencia a los hidrocarburos y el mal manejo de aguas residuales contradicen esa imagen de “país verde” que Costa Rica promociona en el exterior.

Así lo destacó el último informe del Estado de la Nación, dado a conocer esta semana. A continuación, un resumen de la entrevista que ‘La Nación’ tuvo sobre estos temas con el ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez:

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

¿Costa Rica se enfocó en una agenda verde en abandono de las otras agendas?

El avance más notorio que tiene el país, es haber logrado revertir la tasa de deforestación y, ahora, recuperamos área para bosques. Pero, efectivamente existe un problema de gobernanza. Y, a pesar de que la legislación vigente concede la suficiente capacidad para hacerla, hemos caído en zonas de confort, lo que implica una inercia.

¿No será más bien un problema de concepto, en el cual se tiende a limitar ‘lo verde’ solo a biodiversidad y ecosistemas?

Tiene que ver con lo que le mencionaba. Costa Rica fue agresiva e innovadora en los años 70 y 80, pero luego entró en una zona de confort. Entonces, ahí también hubo un problema de dirigencia.

”En lugar de pensar en hacer cosas nuevas y distintas, se siguió con lo mismo, disfrutando estar en la mecedora.

”La inercia nos llevó a una preservación en lugar de una conservación. Con eso de ‘no se puede’, se perdió el norte. La conservación debe ser con la gente, las comunidades deben sentirse beneficiadas por las áreas protegidas”.

El Minae tenía dos programas (sociedad civil y educación ambiental), que cerraron. ¿Repercute eso en la concienciación de la gente con respecto a sus patrones de consumo?

Creo que sí. Teníamos un programa exitosísimo que eran los Comités de Vigilancia de los Recursos Naturales (Covirena), que daban participación a los ciudadanos en la protección del ambiente. Resulta que eso se eliminó vía decreto y ahora estamos en el proceso de ‘resucitarlos’.

”Lo mismo queremos hacer con el programa de educación ambiental. Junto con el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Minae quiere reactivar la Comisión Nacional de Educación Ambiental para trabajar en una agenda común e incluir en este esfuerzo al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)”.