1 febrero, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís vaticinó un mar de miseria y un caos político y social para el próximo gobierno, si durante este periodo no se apruebe una reforma fiscal.
El presidente Luis Guillermo Solís vaticinó un mar de miseria y un caos político y social para el próximo gobierno, si durante este periodo no se apruebe una reforma fiscal.

La organización internacional Shark Project galardonó al presidente costarricense Luis Guillermo Solís como Enemigo de los Tiburones.

"El presidente Solís ha eliminado de forma sistemática todas las medidas establecidas legalmente para la protección de los tiburones. Es más, su gobierno ha aprobado numerosas nuevas leyes y normativas que favorecen la caza de tiburones y el comercio con aletas", se lee en el comunicado dado a conocer por esta organización.

Todos los años, Shark Project entrega premios tanto a una persona, organización o Estado que se caracterice por proteger a los tiburones (premio Guardián de los Tiburones) o por el contrario, cuyas acciones van en detrimento de estos (Enemigo de los Tiburones).

Este año, el Guardián de los Tiburones fue entregado al Estado de California por la implementación de la ley que prohíbe el comercio de aletas desde 2012. El otro galardón, el Enemigo de los Tiburones, fue concedido al mandatario costarricense Luis Guillermo Solís.

El dictamen del jurado, compuesto por 31 organizaciones dedicadas a la protección del mar, fue unánime.

Costa Rica ya había recibido dos de estos premios anteriormente. En el 2006, el entonces presidente Abel Pacheco fue nombrado Enemigo de los Tiburones y en el 2013, la mandataria Laura Chinchilla fue reconocida como Guardián de los Tiburones.