29 marzo
Alberta
Alberta

Ginebra, Suiza

Los desastres y catástrofes ocurridos en 2016 provocaron daños por valor de $175.000 millones, el doble que en 2015 ($94.000 millones), según el estudio anual Sigma publicado por la reaseguradora suiza Swiss Re.

De ese monto, $54.000 millones corrieron a cargo de las aseguradoras, es decir, un 42% más que en 2015, agregó Swiss Re en un comunicado publicado en Zúrich.

En 2016 las catástrofes fueron no obstante menos mortales, con 11.000 víctimas frente a más de 26.000 en 2015.

El coste es finalmente superior a la estimación de diciembre de 2016 de Swiss Re, evaluada en en $158.000 millones.

El año 2016 fue el más costoso en materia de daños económicos relacionados con catástrofes desde 2012, destacó Swiss Re. Esto se explica por el gran número de acontecimientos catastróficos importantes, incluyendo sismos, tormentas, inundaciones e incendios forestales en todas las regiones del mundo.

La compañía suiza registró 327 catástrofes en todo el mundo, 191 de las cuales fueron provocadas por la naturaleza y 136 por el hombre.

Asia fue la región más afectada por las catástrofes, con 128 episodios registrados.

El sismo que golpeó la isla japonesa de Kyushu en abril de 2016 provocó los daños económicos más elevados, estimados en entre $25.000 y $30.000 millones.

Los terremotos también sacudieron otros muchos países, como Ecuador el pasado abril.

El temblor acabó con la vida de 673 personas y causó pérdidas económicas por valor de unos $4.000 millones, de los cuales solo $500.000 estaban asegurados.

El epicentro del terremoto en Ecuador se produjo en una zona poco poblada de puertos pesqueros y playas turísticas, 170 kilómetrosal nordeste de Quito.
El epicentro del terremoto en Ecuador se produjo en una zona poco poblada de puertos pesqueros y playas turísticas, 170 kilómetrosal nordeste de Quito.

Según Kurt Karl, economista jefe de Swiss Re, "algunas regiones salieron mejor paradas gracias a una buena cobertura".

La mitad de los costes asegurados en 2016 se produjeron en América del Norte, afectada por violentas tormentas, pero donde los hogares están bien asegurados en general. La granizada de abril en Texas fue la más costosa para las aseguradoras.

Casi el 86% de los daños, es decir, $3.000 de los $3.500 millones estaban asegurados.

Los incendios forestales de Canadá en mayo y junio de 2016 también estuvieron bien cubiertos en su mayoría, pues $2.800 de los $4.000 millones en daños estaban asegurados.

En cambio, únicamente el 20% de las pérdidas ocasionadas por el sismo japonés de abril contaban con cobertura.

El huracán Matthew fue la catástrofe más mortífera: 700 personas murieron, principalmente en Haití.

Casas destruidas por el huracán Matthew en Jeremie, al oeste de Haití.
Casas destruidas por el huracán Matthew en Jeremie, al oeste de Haití.

El ciclón, ocurrido en octubre de 2016, causó $12.000 millones en daños, $4.000 millones de los cuales fueron cubiertos por las aseguradoras.

Las inundaciones también causaron importantes daños. En China, las ocurridas en la cuenca del río Yangtsé el pasado julio dejaron $22.000 millones en costes, convirtiendo estas inundaciones en las más costosas en el país desde 1998.

Sin embargo, las aseguradoras solo cubrieron alrededor de $400.000 de estas pérdidas.

Por otro lado, de los $4.000 millones causados por las inundaciones en Europa en mayo y junio, $2.900 millones estaban asegurados.