Por: Eillyn Jiménez B. 8 febrero
A Kivú le han aplicado suero y vitaminas en los últimos días, y aún así no muestra mejoría.
A Kivú le han aplicado suero y vitaminas en los últimos días, y aún así no muestra mejoría.

El estado de salud del león Kivú no mejorará. Las pruebas de laboratorio enviadas a Estados Unidos para un análisis confirman que el felino presenta una insuficiencia renal crónica.

Así lo informó este martes por la noche Bernardo Jaén, director del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

"Kivú sigue enfermo, (...) el animal ahorita toma agua y su apetito es inestable. Algunos días pasa bien pero luego recae", afirmó Jaén en una publicación en Facebook.

El experto informó de que, por ser un animal que ya sobrepasó la edad promedio de su especie en cautiverio, lo que buscarán a partir de ahora es mejorar su calidad de vida.

"Posiblemente los daños que tenga en su sistema sean irreversibles, (...) esto nos ha llevado a valorar la opción de aplicarle una anestesia general con dos objetivos: una es poder hacerle un examen más a fondo y tener un diagnóstico más sólido y la otra es aplicarle un tratamiento que le ayude a mejorar su calidad de vida", explicó Jaén.

Ante la pérdida de apetito, el felino recibirá un tratamiento de hidratación y vitaminación, así como otros medicamentos para disminuir el dolor y procurar una buena alimentación.

Los problemas de salud de Kivú comenzaron a ser más notables luego de la segunda semana de enero, cuando dejó de comer e incluso de tomar agua durante algunos días.

Nuevo hogar

Después de 18 años de vivir en el zoológico Simón Bolívar, Kivú fue trasladado al Zoo Ave, en La Garita de Alajuela, el 5 de diciembre donde habita en una zona rodeada de naturaleza y no es exhibido al público.

El área, de unos 300 metros cuadrados, posee vegetación, troncos, una cueva, plataformas y una fosa de agua.

El traslado del animal ocurrió luego de que Fundazoo, administradora del Simón Bolívar, incumpliera la orden de trasladar al felino al Centro de Conservación de Santa Ana, dada en setiembre del 2016 y para lo cual se dio un plazo de dos meses.

Además, desde el 8 de noviembre, tras incumplir el traslado, el Minae prohibió a esa fundación exhibir a Kivú. La organización respondió al Gobierno retándolo a llevárselo, argumentando que estaba bien cuidado y que si se lo llevaban este se enfermaría.

Etiquetado como: