Máximo órgano científico sobre cambio climático se reúne en Guadalajara, México

 29 marzo
IPCC prepara dos reportes especiales para 2019. Uno sobre el impacto del cambio climático en los océanos y otro sobre desertificación.
IPCC prepara dos reportes especiales para 2019. Uno sobre el impacto del cambio climático en los océanos y otro sobre desertificación.

Guadalajara, México

Representantes de 195 países iniciaron esta semana en Guadalajara, en el oeste de México, la 45ª reunión del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el mayor órgano científico encargado de evaluar este fenómeno.

"México y otros países hemos insistido en que debe estar muy claro el objetivo y el eje para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero", dijo María Amparo Martínez, directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México, a la AFP antes de la sesión inaugural.

Además, "el IPCC tiene que revisar los nuevos conocimientos sobre otros eventos climáticos que son importantes como los contaminantes de vida corta", agregó en el inicio que un encuentro que concluirá el viernes y cuyos resultados serán presentados en conferencia de prensa.

Durante estos días, los expertos revisarán la información científica existente para la elaboración de un informe especial sobre océanos y cambio climático y otro sobre desertificación, manejo sustentable y flujos de gases de efecto invernadero.

Estos reportes debe sentar las bases científicas para que los gobiernos de todo el mundo formulen políticas sobre cambio climático. Se espera que ambos estudios estén finalizados en 2019.

Entre los contaminantes de corto plazo mencionados por Martínez se encuentra el carbono negro, emisión producto de la combustión incompleta o ineficiente de carburantes como el diésel, precisó.

"Vamos a ver cuáles son los puntos principales en donde se requiere tener información y ya el grupo de trabajo hace la revisión exhaustiva de toda la bibliografía", agregó.

El grupo intergubernamental de expertos fue creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para ofrecer una visión científica a los gobiernos sobre el cambio climático.

Su trabajo está detrás de pactos globales contra el cambio climático como el Protocolo de Kioto, que entró en vigor en 2005, y el Acuerdo de París de 2015.

En el evento también se discutirá el papel del organismo en la implementación de el Acuerdo de París.

En ese sentido, Martínez agregó que se revisará y se refinará la guía metodológica para que los países realicen sus inventarios de gases de efecto invernadero.