Grupos buscan consolidar a la península de Osa como de los mejores destinos en Costa Rica para la observación de aves

Por: Hugo Solano 18 febrero, 2015

Un grupo de instituciones, organizaciones y líderes comunales de Osa prepara una especie de maratón para turistas interesados en observación de aves con el fin de reunir fondos para educar y sensibilizar a los habitantes de esa península y a otros grupos de interés sobre la importancia como hábitat invernal para algunas aves migratorias que vuelan entre nuestro país y Estados Unidos.

En esta primera edición, dos grupos recorrerán cerca de 50 kilómetros pasando por diferentes hábitats que son usados por las aves, entre ellos bosques de viejo crecimiento, manglares, plantaciones de teca y de palma africana, centros de población, lagunas y riveras de ríos.

La intención es registrar la mayor cantidad de aves posibles, ya sea por medio de avistamientos o del reconocimiento de sus cantos.

El año pasado se realizó el primer festival internacional de aves migratorias y, según la investigadora y ornitóloga Karen Leavelle, miembro del comité organizador, la idea del festival, surge como una forma divertida y participativa de aumentar el conocimiento en estudiantes, guías naturalistas, empresarios turísticos, productores agropecuarios y comunidad en general, sobre la historia natural de las aves migratorias.

La idea es conocer las amenazas que tienen y las acciones para contribuir a su conservación.

La idea es despedir a gran cantidad de aves que migran en esta temporada hacia zonas como Wisconsin y otras cerca de los grandes lagos entre Estados Unidos y Canadá.
La idea es despedir a gran cantidad de aves que migran en esta temporada hacia zonas como Wisconsin y otras cerca de los grandes lagos entre Estados Unidos y Canadá.

"Nos interesa dar a conocer la conexión entre los hábitats de reproducción de los Estados Unidos y el hábitat invernal en Costa Rica, concientizando sobre las responsabilidades compartidas por ambos lugares y los vínculos globales necesarios para su conservación", acotó.

En esta ocasión se contará con la novedad de realizar la primera maratón de aves el viernes 6 de marzo y el sábado 7 de marzo.

Señalaron que el objetivo principal es atraer la atención de los amantes de las aves, para que en futuras ediciones esta actividad se convierta en un catalizador de ingresos asociados al turismo. La información de la competencia está en el Facebook de los organizadores.

Mediante un convenio con Estados Unidos, cuando las aves llegan se realiza allá una actividad similar.
Mediante un convenio con Estados Unidos, cuando las aves llegan se realiza allá una actividad similar.

“Nos interesa consolidar a la Península de Osa, como de los mejores destinos en Costa Rica para la observación de aves, pero esto no sólo por un aspecto de conservación pura, sino especialmente porque las aves son una excelente industria que genera beneficios económicos a las comunidades a través del ecoturismo”, agregó Jiménez.

La bióloga Pilar Bernal, encargada de Educación Ambiental de Conservación Osa, señaló que van a demostrar como los diferentes hábitas son importantes para las aves migratorias neotropicales en su proceso de descanso y alimentación, mientras siguen su viaje hasta Estados Unidos o Canadá".

La actividad principal se desarrollará en el salón comunal de Puerto Jiménez, el sábado 7 de marzo, a partir de las 6 a. m. con caminatas para observación de aves, sin embargo, también se desarrollarán actividades periféricas en Drake, Carate, Rancho Quemado, El Progreso, El Tigre, Bahía Chal, San Juan y otras comunidades de la península.