Por: Michelle Soto 14 agosto, 2013
El ministro de Seguridad, Mario Zamora, firmó los planos de la nueva torre de vigilancia marítima que se instalará en Isla del Coco en marzo del 2014.
El ministro de Seguridad, Mario Zamora, firmó los planos de la nueva torre de vigilancia marítima que se instalará en Isla del Coco en marzo del 2014.

Con la entrega de los planos, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) prevé que en término de un mes se inicien las obras para la construcción de la planta hidroeléctrica en el río Olivier en Isla del Coco, la cual dará energía a la torre de vigilancia que se instalará en marzo del 2014 para el control de pesca ilegal y narcotráfico.

El proyecto, con un costo de $2 millones, consta de la planta hidroeléctrica así como de una casa de vigilancia, la torre y el radar que tendrá una capacidad de monitoreo de 100 millas náuticas.

"La planta en el río Olivier complementará lo producido por la planta que ya funciona en el río Genio. También se prevé colocar paneles solares para satisfacer la demanda energética que tiene la isla", señaló Pablo Cob, quien es el gerente general de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

Este es un proyecto conjunto de los ministerios de Seguridad y Ambiente, a través del viceministerio de Aguas y Mares, así como del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), el ICE, la CNFL y las organizaciones Conservación Internacional (CI), la Asociación Costa Rica por Siempre y la Fundación Amigos de la Isla del Coco (Faico). Este se enmarca en la Estrategia Nacional de Control y Vigilancia Marítima presentada en el 2012.