Por: Michelle Soto 12 marzo, 2015

Ordenar la pesca de camarón para que esta actividad genere empleo y así se reduzca la pobreza que aqueja a las zonas costeras del país, ese es el objetivo de la Política Nacional de Aprovechamiento Sostenible del Camarón presentada hoy por el Viceministerio de Aguas, Mares, Costas y Humedales del Ministerio de Ambiente (Minae) y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca).

Para Gustavo Meneses, presidente de Incopesca, este plan es el resultado de un proceso de consulta realizado entre octubre y noviembre del 2014, en el cual participaron 292 personas que representaron a los sectores de la pesca artesanal y molusqueros, semi industrial de arratre, deportiva y turística, semi industrial de cerco, palangre, organizaciones no gubernamentales y academia así como la Defensoría de los Habitantes en su calidad de observardora del proceso.

Los barcos de arrastre como este, que se observan a menudo desde la playa en Puntarenas y Golfito, deberán ir a pescar camarones aguas adentro.
Los barcos de arrastre como este, que se observan a menudo desde la playa en Puntarenas y Golfito, deberán ir a pescar camarones aguas adentro.

"El objetivo es atender a un sector que vincula familias, empleo, producción y retos de sostenibilidad en un territorio costero, que como Puntarenas, es zona que requiere de respuestas y acciones para mejorar los índices de empleo y de esa manera combatir la pobreza", declaró Meneses en un comunicado de prensa.

La nueva directriz detalla una serie de medidas que serían acatadas de manera voluntaria por los camaroneros como faenar en áreas donde se superen los 15 metros de profundidad, períodos de veda de cuatro a seis meses y contar con observadores a bordo de las embarcaciones, entre otras.

"Son acciones que voluntariamente estaría sumiendo el sector camaronero que también garantiza el cumplimiento de la legislación vigente en cuanto al uso de dispositivos de localización satelital, excluidores de tortugas y peces", agregó el viceministro de aguas y mares, Fernando Mora.