Por: Michelle Soto 8 abril, 2016

En los últimos siete años, y según un estudio del Centro Mario Molina Chile, el parque automotor liviano de Costa Rica creció a un ritmo del 6% anual.

Aunque tenemos más carros en circulación por las calles, esto no quiere decir que sean modernos. De hecho, la edad promedio de los vehículos es de 16 años.

Esto se debe, en parte, a que se importaron automóviles modelos 2000, 2001 y 2002.

Datos del Ministerio de Hacienda señalan que la importación de vehículos usados representó 34% del total de los bienes importados en el 2014. De ese porcentaje, el 24% supera los 15 años de antigüedad.

“Otro factor que impide avanzar hacia la renovación de la flota, es la insuficiente regulación en la importación de vehículos usados.

”Las reglas vigentes permiten el ingreso al país de unidades con más 15 años de antigüedad, las cuales fueron fabricadas cuando no existían regulaciones internacionales orientadas hacia la eficiencia energética en la fabricación de automóviles”, se lee en el VII Plan Nacional de Energía 2015-2030, elaborado por el Ministerio del Ambiente y Energía (Minae).

Antigua. En el 2014, y de acuerdo con los datos de Revisión Técnica de Vehículos (Riteve), circularon automotores dedicados a transportar productos peligrosos y con una antigüedad promedio de 25 años.

Por su parte, los camiones de carga ostentan una edad promedio de 18 años y los vehículos livianos de 16 años.

Con 11 años, se ubican los vehículos agrícolas, mientras que las motocicletas tienen unos ocho años de antigüedad.

Según Riteve, en el 2014 se contaba con 15.170 autobuses. El 31% de estos corresponde a unidades utilizadas para rutas regulares de transporte de pasajeros, cuya edad promedio ronda los siete años.

En un esfuerzo por actualizar la flota autobusera, y a petición del Minae, el Consejo de Transporte Público solicitó unidades con tecnología Euro III (que data del 2000) como requisito para renovar las concesiones de ruta. La meta para el futuro es migrar hacia tecnología Euro IV (2005).

El restante 69% de la flota autobusera, unidades dedicadas al transporte de estudiantes y otros servicios, ostenta una edad promedio de 11 años.

En cuanto a taxis, en el país existen 11.900 unidades, cuya edad promedio es 10 años.

Para Marcela Castillo y Sebastián Galarza, investigadores del Centro Mario Molina Chile, el cambio tecnológico en vehículos augura reducciones sustantivas de emisiones de carbono, causantes del calentamiento global, en un plazo de diez años.