El entorno y las migraciones son factores que pudieron haber sido determinantes en los cambios.

Por: Irene Rodríguez Hace 6 días
Estos huesos represetan el fémur en diferentes especies humanas:
Estos huesos represetan el fémur en diferentes especies humanas: "Australopithecus afarensis" (hace 4,3 millones de años, cuando se pesaban 40 kilos y se medía 130 centímetros), "Homo ergaster" (hace 1,9 millones de años, cuando se pesaba entre 55 y 60 kilos y se medía 165 centímetros) y el "Neandertal (hace 200.000 años, cuando ya se pesaba 70 kilos y se medía 163 centímetros como mínimo)

La evolución en el peso y la estatura en nuestros ancestros homínidos no fue constante. Un estudio realizado en 311 fósiles demostró que hubo varias fluctuaciones entre las diferentes especies e incluso hasta hubo momentos en que se encogieron.

Para llegar a esta conclusión los científicos se centraron en analizar los fémures, el hueso más largo del cuerpo y que sirve como punto de referencia para estatura y peso.

Los fósiles analizados por la Universidad de Cambridge en Inglaterra, datan de tiempos que van desde hace 4,4 millones de años hasta hace 20.000 años.

Los resultados de esta investigación se publicaron recientemente en la revista Royal Society Open Science.

¿Por qué es importante investigar esto?

El estudio de la estatura y la masa corporal es de vital importancia en la biología, pues se ven las características no solo genéticas de las especies, si no también cómo estas se adaptan a los cambios en su entorno.

“Un incremento solo en estatura habría creado otro tipo de físico, con piernas largas y caderas y hombros anchos. Esto pudo ser una adaptación a nuevos ambientes que pudieran hacer más fácil labores como la caza", explicó en un comunicado de prensa Manuel Willm, autor principal del reporte.

Asimismo agregó: “este físico menos delgado pudo ser una ventaja al cazar animales durante horas en el calor seco, pues un área mayor de piel (producto de un peso mayor) aumenta la capacidad de evaporación del sudor".

El especialista prosiguió: "la adición de más masa coincide también con las migraciones a latitudes más altas, donde un cuerpo más pesado pudo hacer más fácil la termorregulación en temperaturas más bajas".

¿Cómo se dieron estos cambios?

Los científicos encontraron tres momentos clave en el desarrollo de las estaturas y masas corporales.

El primero ocurre al inicio de la etapa identificada como Homo, entre hace 1,9 y 2,2 millones de años. Este período registró desarrollo tanto de tamaño (unos 20 centímetros) como de masa (entre 15 y 20 kilos).

Posteriormente, hace unos 1,5 millones de años, cerca del surgimiento de la especie Homo erectus, se adicionaron otros diez centímetros, pero el peso se mantuvo.

Finalmente hace cerca de un millón de años, los llamados homínidos aumentaron su masa corporal entre unos 10 y 15 kilos, mientras su estatura solo aumentó entre 400 y 500 centímetros.

No obstante, se hallaron dos excepciones: el Homo naledi y el Homo floresiensis. Los más recientes descubrimientos sugieren que estas especies mantuvieron un desarrollo muy similar de estatura y peso.

"Ellos pueden haber tenido ancestros mucho más pequeños en tamaño o evolucionaron en lugares donde las condiciones requerían estaturas menores", sugiere Wilml.

Jay Stock, uno de los investigadores señala que esto les da la pauta para revisar la historia de la estatura también en los seres humanos.

"Muchos grupos humanos han continuado haciéndose más altos en el siglo pasado. Ahora tenemos una nutrición más completa y sistemas de salud, lo que podría motivar una estatura aún mayor. Nuestra alimentación también puede determinar cuántos kilos llevamos encima. Sin embargo, esto también tiene un componente genético, que indica un tope para nuestro máximo crecimiento en estatura", concluyó Stock.

Etiquetado como: