Por: Michelle Soto 30 octubre, 2014

Preocupados por el incremento de la pesca ilegal en Isla del Coco durante el mes de octubre, escolares de Arandú School decidieron recaudar fondos para ayudar a financiar los esfuerzos de investigación que se realizan en este parque nacional para entender esta problemática.

En total, los estudiantes pretenden recaudar $500 (unos ¢272.000). Dinero que resulta suficiente para "adoptar un tiburón", lo cual permitirá a los biólogos de la organización Misión Tiburón continuar con el proyecto de investigación que ejecutan en conjunto con los guardaparques.

Los estudiantes de Arandú School participaron de charlas y actividades organizadas por la organización Misión Tiburón.
Los estudiantes de Arandú School participaron de charlas y actividades organizadas por la organización Misión Tiburón.

"Esto podría llamar la atención de otras instituciones y generar un efecto dominó que beneficiaría tanto a la organización como al Parque Nacional Isla del Coco, así como también podría alcanzar a un mayor número de jóvenes del país, en quienes creemos profundamente que está el cambio positivo", comentó Ignacio Esquivel, biólogo marino y profesor en la institución educativa.

Durante los patrullajes, los guardaparques y los biólogos de Misión Tiburón recolectan datos científicos que permiten conocer cómo se comporta la pesca ilegal en Isla del Coco, ya que este parque nacional posee una de las mayores biomasas de peces en los trópicos (7,8 toneladas por hectárea) y dada su riqueza ecológica, Unesco lo declaró como Sitio Patrimonio Natural de la Humanidad.