5 octubre, 2015
La estación de servicio Cristo Rey, en Ochomogo, realizó una inversión de $1 millón para empezar a ofrecer el servicio de biodiesel. El proveedor del combustible es la empresa Energías Biodegradables de Costa Rica.
La estación de servicio Cristo Rey, en Ochomogo, realizó una inversión de $1 millón para empezar a ofrecer el servicio de biodiesel. El proveedor del combustible es la empresa Energías Biodegradables de Costa Rica.

Washington

Un equipo de investigadores ha hallado un aditivo que mejora la estructura de los combustibles y reduce su cualidad explosiva, lo que puede hacer su manejo más seguro y prevenir el peligro de explosión en casos de colisión.

Los científicos, pertenecientes a la división de química e ingeniería química del Instituto de Tecnología de California, en Pasadena, mejoraron la estructura del combustible a través de un aditivo a base de cadenas de polímeros extremadamente largas, según explicaron en un artículo publicado en la revista Science.

Esas sustancias, a base de cadenas de polímeros extremadamente largas, son capaces de “reducir la creación de neblina del combustible y su resultante capacidad de explosión” , disminuyendo el peligro en el manejo del combustible y los daños en caso de una colisión.

El equipo, encabezado por el profesor Ming-Hsin Wei, logró que los aditivos obtenidos con esos polímeros sean compatibles con los motores actuales, sin producir ninguna reducción en su eficacia.

“Estos resultados indican un importante avance que podría llevar a un transporte y a un uso del combustible mucho más seguros” , señala el artículo, titulado “Megasupramoléculas para obtener un combustible más limpio y más seguro al finalizar la asociación con polímeros telequélicos largos” .