Por: Michelle Soto 13 enero, 2015
La organización World Wildlife Fund (WWF) destacó en su informe el potencial eólico y geotérmico de Costa Rica. | ALBERT MARÍN /ARCHIVO
La organización World Wildlife Fund (WWF) destacó en su informe el potencial eólico y geotérmico de Costa Rica. | ALBERT MARÍN /ARCHIVO

En Latinoamérica, Costa Rica destaca como líder en energía limpia por poseer una matriz energética basada mayormente en hidroelectricidad y por aspirar a depender de fuentes renovables en el año 2021.

Así lo señaló el informe “Líderes en energía limpia”, elaborado por la organización World Wildlife Fund (WWF), que analizó el desempeño de 26 naciones en esa materia.

En ese estudio, Costa Rica ocupa el primer puesto del ranquin en reconocimiento a su esfuerzo por diversificar sus fuentes energéticas y apostar por las renovables más allá de las hidroeléctricas.

A esto se sumó su pretensión de alcanzar la carbononeutralidad y con ello minimizar al máximo sus emisiones de gases efecto invernadero (GEI), los cuales contribuyen al calentamiento global y cambio climático.

“El país es privilegiado por sus potenciales 223.000 GWh al año de hidroelectricidad, de los cuales al menos el 10% ya son económicamente explotables”, se lee en el informe.

“Está, además, entre los países de la región con el potencial más grande de energía geotérmica: hasta 2.900 MW están disponibles para la explotación. Finalmente, debido a su ubicación geográfica, Costa Rica goza de un excelente potencial para generar energía eólica, con velocidades entre 4,8 y 5,6 m/s”, dice WWF en el reporte.

Sin embargo, el país aún tiene el reto de reducir su dependencia de los hidrocarburos en años en que debe lidiar con los efectos del fenómeno de El Niño, como la escasez de lluvias.

En el ranquin, al país le siguen Uruguay, Brasil, Chile y México.

“Actualmente, solo el 6% de la energía en la región proviene de fuentes modernas como lo es la solar, eólica, biomasa o geotérmica. Sin embargo, se espera que para el 2050 esta cifra alcance el 20%”, escribió Yolanda Kakabadse, presidenta de WWF, en el prólogo del informe.

Para la organización, estos cinco países resaltan del resto por el ambiente favorable hacia las fuentes renovables promovido por sus políticas energéticas, por el creciente atractivo de inversión en estas y la alta velocidad con que las tecnologías limpias penetran en sus mercados.

“América Latina está en auge en la energía renovable, pero son estos cinco países los buques insignia de la región en energía limpia”, subrayó el informe.

Solo en el 2013, la región invirtió $16.000 millones en energía renovable, lo que equivale al 7% de las inversiones en energía limpia en el mundo.

“La región tiene la oportunidad de desarrollarse de una manera distinta y mejor. Se puede alejar de los combustibles fósiles y convertirse en un líder mundial en energía renovable”, manifestó Kakabadse.