Por: Michelle Soto 4 diciembre, 2015
Giovanna Valverde es la jefa suplente de la delegación tica en París.
Giovanna Valverde es la jefa suplente de la delegación tica en París.

Costa Rica aboga porque el nuevo acuerdo climático, que se negocia en la cumbre del clima en Le Bourget (Francia), incorpore principios universales de derechos humanos.

Otros países como Filipinas, Chile, México y Canadá comparten esta idea, la cual es bien vista por observadores y organizaciones como Climate Action Network (CAN).

“Amamos oír a algunos países decir que el acuerdo solo será exitoso si se asienta en la equidad de género e intergeneracional, la seguridad alimentaria, la integridad de ecosistemas y una justa transición a empleos decentes”, señaló CAN en un comunicado .

En febrero, Costa Rica presentó una propuesta para que los países humanizaran la discusión climática. Ese compromiso fue apoyado por 18 países durante una reunión en Ginebra, Suiza.

“La meta es que este compromiso sea apoyado universalmente a fin de permitir la formación de capacidades que faciliten respuestas al cambio climático que sean buenas para las personas y el planeta”, dijo Giovanna Valverde, actual jefa de la delegación tica presente en Francia, a La Nación en febrero.

En esa misma línea, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó preocupación por los graves daños que implica el cambio climático en el goce universal de los derechos humanos e instó a los países a trabajar en un acuerdo climático que incorpore los derechos humanos.