Los bosques resguardados por ellos son sumideros del 20% del carbono

Por: Michelle Soto 9 diciembre, 2015
Representantes indígenas reunidos en Le Bourget, Francia, lamentan que el mundo no los vea como guardianes de la Tierra. | MICHELLE SOTO
Representantes indígenas reunidos en Le Bourget, Francia, lamentan que el mundo no los vea como guardianes de la Tierra. | MICHELLE SOTO

París, Francia

Representantes de los pueblos indígenas de Asia, África y América Latina se hicieron presentes en la cumbre del clima de esta semana, en Le Bourget, Francia, y llevaron consigo un estudio que demuestra cuán relevante es la función de las grandes extensiones de bosque que ellos protegen.

Esas áreas boscosas son, en realidad, enormes sumideros de carbono; tanto así que, según estimaciones, dichos bosques almacenan el 20% del carbono en los trópicos.

Así se desprende de una investigación hecha por una entidad independiente llamada Woods Hole Research Center, a partir de datos y análisis de teledetección basados en los límites territoriales dados por los mismos indígenas.

Voz en la cumbre. Empero, indígenas que fueron a París consideran que muchas veces se ignora el aporte que, como pueblos, hacen ellos al asunto del cambio climático. “Así que las cuatro redes mundiales de pueblos indígenas nos unimos a los científicos para demostrar cuánto carbono se almacena en lo forestal, aunque también hay otros componentes que brindan los bosques”, dijo a La Nación el panameño Cándido Mezúa, miembro de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques.

El análisis del Woods Hole Research Center demostró que el carbono contenido en los bosques tropicales en territorios indígenas de la cuenca amazónica, Mesoamérica, la República Democrática del Congo e Indonesia, equivale a 168,3 gigatoneladas de dióxido de carbono (GtCO2); es decir, tres veces más que la cantidad de gases efecto invernadero emitidos a nivel mundial en 2014 (52,7 Gt de CO2).

Mezúa advirtió de que dicho estudio es un acercamiento al aporte indígena, pero no recoge todos los territorios. “Inferimos que solo Mesoamérica, desde México hasta Panamá, estaría aportando la mitad de las reservas de carbono en bosques tropicales”.

“Esta información nos sirve para abogar por espacio en las discusiones sobre cambio climático. Se está negociando con los bosques, con los recursos y con el carbono que resguardan nuestros territorios, pero nosotros los indígenas no somos parte. Es hora de que se tome en cuenta nuestra posición y se respeten nuestros derechos”, agregó.

Las voces en la cumbre representan las entidades Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), Alianza de los Pueblos Indígenas del Archipiélago (AMAN), Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica) y Pueblos para la Gestión Sostenible de los Ecosistemas Forestales de África Central.