Personal de restaurantes, comercios, hoteles y pulperías se sumarán a iniciativa de la Asociación de Desarrollo Integral de El Coco, Florida Bebidas y la Municipalidad de Carrillo

Por: Michelle Soto 9 abril
Las jornadas de limpieza en playas del Coco pretenden combatir dos problemas: la basura y los criaderos del mosquito del dengue.
Las jornadas de limpieza en playas del Coco pretenden combatir dos problemas: la basura y los criaderos del mosquito del dengue.

Dado que muchas personas se trasladan a las costas durante Semana Santa, la comunidad del Coco, en Guanacaste, organizó una serie de jornadas de limpieza para librar de basura la playa.

En total, 21 negocios -entre restaurantes, comercios, hoteles y pulperías- se sumaron a la iniciativa promovida por la Asociación de Desarrollo Integral de El Coco (Adicoco), la empresa Florida Bebidas y la Municipalidad de Carrillo.

Aparte de la labor de los 150 voluntarios, y a lo largo de la playa, se dispondrán "puntos verdes" donde el visitante encontrará estañones debidamente etiquetados para depositar los residuos según sea el material del que están hechos, así como bolsas para depositar basura.

"La actividad es de suma importancia para nuestro negocio. Las mejoras en el paisaje natural que promuevan una mayor atracción del turismo y, por ende, una mayor cantidad de divisas que activen la economía de la zona, terminan generando mayores oportunidades de empleo", comentó Henry Peñaranda Blum, quien es comerciante de la zona.

En pro de un centro de acopio

En marzo, la comunidad ya había tenido una jornada de limpieza. En esa oportunidad se recolectaron 920 kilogramos de residuos valorizables y el Ministerio de Salud aprovechó para fumigar el sector del Coco y, de esta manera, evitar los criaderos de Aedes Aegypti, mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikunguña.

"Hemos realizado exitosas jornadas de limpieza y se ha podido impactar la calidad de vida de las personas al eliminar potenciales criaderos del dengue. Se involucró a empresas comerciales para iniciar un plan piloto orientado a la separación de los residuos valorizables mediante estañones debidamente rotulados", comentó Henry Abarca, gestor ambiental de la Municipalidad de Carrillo.

Los residuos valorizables recoletados en marzo sumados a lo que se logre recopilar durante Semana Santa serán comprados por Florida Bebidas. Ese dinero será utilizado por Adicoco para abrir un fideicomiso en el Banco Nacional que les permitará construir el primer centro de acopio para la comunidad.