Fueron ganadoras de feria de ciencia y ambiente llamada Biociencia 2015

Por: Michelle Soto 18 noviembre, 2015
Allison Centeno y Aneisha Stuart, del Liceo Experimental Bilingüe de Río Jiménez, ganaron Biociencia 2015. | CORTESÍA DE GREIVIN VARGAS
Allison Centeno y Aneisha Stuart, del Liceo Experimental Bilingüe de Río Jiménez, ganaron Biociencia 2015. | CORTESÍA DE GREIVIN VARGAS

Una silla confeccionada con bolsas plásticas y aceite residual de la industria alimentaria otorgó el primer lugar a las estudiantes Allison Centeno y Aneisha Stuart, del Liceo Experimental Bilingüe de Río Jiménez de Guácimo, Limón, en la feria Biociencia 2015.

Este evento es la culminación de un programa de educación científica y conservación. Durante un año académico, los estudiantes trabajan en un proyecto orientado a temas de sostenibilidad y medio ambiente.

Para esta edición, el Liceo de Cariari de Pococí, en Limón, sirvió de sede para que 350 alumnos expusieran sus trabajos al público.

Aparte de Centeno y Stuart, los alumnos de secundaria Juan Espinoza, Michelle Carrillo y Kenneth Badilla, del Liceo San Antonio del Humo (en Guápiles de Limón), obtuvieron el segundo lugar por divulgar el conocimiento de los agricultores sobre los glifosatos (un tipo de herbicida) y su efecto en la capa viva (biota) del suelo.

El tercer lugar fue para Cristhian Chinchilla, Luis Fernando Solano y José David Solano, del Colegio Técnico Profesional Don Bosco (ubicado en el centro de San José), por reproducir y utilizar pulgas de agua ( Daphnia magna ) como agente purificador de aguas estancadas.

Esta feria científica está  orientada a los temas  medioambientales

El jurado de la feria también otorgó mención honorífica a Hillary Picado, Yaricza González y Mónica Villalobos, del Liceo de Cariari, en Limón, por su proyecto sobre los efectos de tres fertilizantes en el crecimiento del tallo del culantro de Castilla ( Coriandrum sativum ).

15 años de ciencia. Biociencia es una iniciativa impulsada por Ecology Project International (EPI), con sede en Costa Rica, aunque la organización tiene presencia en Estados Unidos, México, Ecuador y Belice.

De hecho, como premio a su esfuerzo, las ganadoras de esta edición viajarán con su profesor tutor a la isla Espíritu Santo, en Baja California (México), donde EPI tiene oficinas.

“Biociencia significa celebrar el esfuerzo y el trabajo de los estudiantes participantes en el programa EPI, a través de proyectos, arte y convivencia.

”Este año, además, la organización celebra 15 años de su fundación y este evento significó el momento perfecto para celebrarlo junto a los estudiantes, los aliados, exparticipantes del programa y los fundadores, quienes viajaron desde Estados Unidos para unirse a Biociencia”, comentó Miguel Fuentes, director regional de EPI.

Este año, Biociencia contó con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), el Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit) y la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica, así como el patrocinio del Banco Nacional. Aparte de la feria científica, EPI organiza actividades de limpieza de ríos.