Por: Michelle Soto 27 noviembre, 2015
Actualmente, las vidrieras utilizan 70% de cullet (vidrio triturado) y 30% de materia virgen. Lo ideal es que sea 100% cullet. | CORTESÍA DE VICESA
Actualmente, las vidrieras utilizan 70% de cullet (vidrio triturado) y 30% de materia virgen. Lo ideal es que sea 100% cullet. | CORTESÍA DE VICESA

Si bien el vidrio puede reciclarse en forma infinita, la recuperación del material es baja en el país a falta de una cultura de manejo de residuos.

Por esa razón, Vidriera Centroamericana (Vicesa) –empresa del Grupo Vidriero Centroamericano VICAL– está canjeando frascos y botellas usadas por vasos nuevos con el fin de incentivar una cultura del reciclaje.

Las personas pueden llevar el material a las instalaciones de Distincomer, en Taras de Cartago, en horario de lunes a viernes, de 8 a. m. a 3 p. m., jornada continua. Hay tiempo hasta el 30 de noviembre.

Eso sí, el vidrio debe ir separado por color, libre de contaminantes y otros materiales como aluminio, plástico o corcho.

A cambio, las personas recibirán un vaso de vidrio por cada dos kilogramos (kg) de cullet (vidrio triturado). La campaña se inició el 2 de noviembre y, hasta la fecha, se han logrado recuperar 6.000 kg de vidrio. La meta es recolectar 10.000 kg.

Reciclaje. La ventaja del vidrio es que puede reutilizarse hasta 40 veces y reciclarse infinitas veces sin que pierda sus cualidades.

De hecho, lo ideal es mejorar la recuperación de frascos y botellas para así no extraer materia prima virgen. El vidrio reciclado permite un ahorro energético de 30% con respecto al nuevo.

Esa energía que se ahorra en el proceso de reciclaje sirve para iluminar una bombilla de 100 vatios durante cuatro horas.

La campaña está dirigida a familias y comercios que aún no cuenten con programa de reciclaje y les gustaría sumarse al sistema de recolección que ya existe en el país.

Costa Rica posee más de 300 centros de acopio .