16 marzo

México

Una cría de vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo, fue encontrada muerta en una playa mexicana del golfo de California. Ahora, las autoridades ambientales investigan ahora las causas del deceso de este animal, del que solo quedan unos 30 ejemplares.

La vaquita recién nacida, que aún tenía el cordón umbilical prendido al cuerpo, fue localizada el domingo en Playa Hermosa, en Baja California (norte de México), por la organización ecologista estadounidense Sea Shepherd, informaron este jueves esa ONG y las autoridades mexicanas.

Sea Shepherd patrulla la zona en dos barcos como parte de la Operación Milagro III, que busca salvar a esta especie en peligro de extinción.

"El ejemplar será enviado al Centro de Mamíferos Marinos que se ubica en San Francisco, California, Estados Unidos, para estudios de laboratorio en materia de toxicología, virología y bacteriología a fin de conocerse las causas de su muerte", informó la Procuraduría de Protección al Ambiente de México en un comunicado.

Lucha contra pesca ilegal

La vaquita marina, endémica del golfo de California, no tiene valor comercial alguno, pero es víctima de la pesca ilegal de otros ejemplares, como la totoaba, cuya vejiga natatoria se cotiza en miles de dólares en un mercado ilegal que tiene como principal destino China.

En el 2015 México desplegó a la Marina Armada para detener la pesca ilegal en el golfo de California, extendió el área de protección de la vaquita e impuso una prohibición de dos años para el uso de redes.

Organizaciones ecologistas piden que se vaya más allá, aplicando una prohibición de pesca total en la zona.

Sea Shepherd afirmó este jueves tener informes de pobladores que habrían avistado el cadáver de un ejemplar adulto de vaquita marina.

"Después de varios días de búsqueda por la tripulación, no ha sido localizada. Sin embargo, los pobladores que la avistaron tomaron fotos y las entregaron (...) con la esperanza de que pueda ser encontrado", precisó la ONG en un comunicado.

Durante una expedición científica en febrero se contabilizaron solo 30 ejemplares de vaquita marina, cuando en el 2015 eran el doble, en el 2014 se estimaban en 100 y en el 2012 en 200 ejemplares.

En el 2016 se empezaron a utilizar drones para vigilar la zona, donde el año pasado se encontraron tres vaquitas muertas.