Casi el 80% de las especies aún no están cambiando sus distribuciones geográficas de latitudes más altas. En su lugar, se están quedándose en su lugar pero acelerando sus ciclos de vida

Por: Carolina Ruiz Vega 13 septiembre, 2013
Los bosques no solo preservan las fuentes de agua sino que funcionan como “esponjas” que filtran poco a poco el exceso de lluvias; rol vital en condiciones de cambio climático. | ARCHIVO
Los bosques no solo preservan las fuentes de agua sino que funcionan como “esponjas” que filtran poco a poco el exceso de lluvias; rol vital en condiciones de cambio climático. | ARCHIVO

Muchos estudios sobre el clima han predicho que las especies arbóreas responderán al calentamiento global mediante la migración a través de la dispersión de semillas a los climas más fríos.

Sin embargo, un nuevo estudio de 65 especies diferentes en 31 estados del este de Estados Unidos encontró evidencia de una respuesta diferente e inesperada.

Casi el 80% de las especies aún no están cambiando sus distribuciones geográficas hacia latitudes más altas. En su lugar, están quedándose en su lugar pero acelerando sus ciclos de vida.

El estudio, dirigido por la Universidad de Duke y publicado en línea en la revista especializada Global Change Biology, afirma que la migración por el clima se está produciendo mucho más lentamente de lo previsto.

La mayoría de las especies de plantas pueden no ser capaces de migrar con suficiente rapidez para mantenerse un paso por delante del aumento de las temperaturas globales

"Los patrones que hemos podido ver en este estudio masivo son consistentes con los bosques que tienen rotación más rápida, donde los árboles jóvenes tienden a ser más abundantes que los árboles adultos en climas cálidos y húmedos. Este patrón es lo que podríamos esperar ver si las poblaciones aceleran sus ciclos de vida en los climas del calentamiento", dijo el autor principal de la investigación, Kai Zhu, en el sitio de la universidad.

Etiquetado como: