Mide nueve metros de largo y dos metros de alto

Por: Michelle Soto 4 septiembre

Los vecinos de la comunidad de Bahía Ballena, en Osa, saben que su bienestar está asociado a las ballenas que los visitan año con año. El turismo de avistamiento de cetáceos ha hecho prosperar a este pueblo costero y, por ello, sus habitantes no están dispuestos a perder esa naturaleza que tanto les ha dado.

Este año, en el marco del Festival de Ballenas y Delfines que se realizará del 15 de setiembre al 1.° de octubre, una ballena de nueve metros de largo y dos metros de alto busca concientizar a los visitantes sobre la problemática del plástico de un solo uso. Se trata de aquel material que se utiliza por pocos minutos y luego se desecha como es el caso de las pajillas, bolsas de empaque y removedores.

Aunque se pueden reciclar, una pobre cultura en manejo de residuos causa que las personas dispongan inadecuadamente de estos. Eso provoca que ríos y quebradas los arrastren hasta las costas donde permanecen cientos de años contaminando el paisaje.

"Todo el plástico que se ha producido en el mundo todavía existe de alguna forma", señaló Travis Bays, vecino de Bahía Ballena y propietario de Bodhi Surf + Yoga.

Según Bays, para el 2050, se prevé que existirán más plásticos que peces en el mar. Actualmente, un millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos mueren anualmente debido a estos residuos.

Para concientizar al respecto, y con la complicidad y guía de Albán Corrales, quien es artista del grupo Trincheras de San Isidro de Pérez Zeledón, toda la comunidad se dio a la tarea de construir esta enorme ballena con 3.494 botellas plásticas. Los envases provienen de lo recolectado durante los tours realizados en el 2014 y el 2015.

"La ballena es el símbolo del impacto que causa el uso del plástico sobre la vida marina", comentó Bays.

Durante 10 días, más de 100 personas se acercaron a las instalaciones de la Asociación de Operadores Turísticos (Asotu) para donar su trabajo.

Los voluntarios ayudaron a rellenar la estructura con botellas plásticas.
Los voluntarios ayudaron a rellenar la estructura con botellas plásticas.

"En el 2016, unas 5.000 personas asistieron a los tours del festival. Si cada una hubiera usado una botella plástica desechable se podrían construir 1,4 ballenas de plástico. Se lo pongo de otra manera: un bote de avistamiento de ballenas y delfines, que da botellas de agua desechables a los turistas, produce plástico suficiente para construir una ballena jorobada como esta en menos de siete meses", dijo Bays.

Zona libre de plástico

El interés por reducir el uso de este material viene desde el año anterior. En el 2016, 15 empresas de turismo se reunieron para acordar acciones en pro de rechazar y reducir el plástico de un solo uso.

De hecho, los miembros de Asotu empezaron a utilizar bidones para dar agua a los turistas y motivaban a los visitantes a llevar su propio envase para rellenar. Esas medidas se incentivaron durante el Festival de Ballenas y Delfines del 2016.

Este año, se lanzó la campaña "Bahía Ballena Libre de Plástico" que pretende desincentivar el uso del material en la comunidad.

Tanto personas como hoteles, restaurantes, operadores turísticos, instituciones y organizaciones firmaron una carta de compromisos y algunos comercios ya exhiben distintivos que comunican al visitante por qué allí, por ejemplo, no se da pajilla con el refresco.

Varios comercios se han sumado a la campaña
Varios comercios se han sumado a la campaña "Bahía Ballena Libre de Plástico" y lo reflejan en distintivos que pegan en sus locales.

Este esfuerzo se suma a la estrategia formulada por los ministerios de Ambiente y Salud, en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para sustituir materiales de empaque o embalaje plásticos por opciones cuyo impacto ambiental sea menor.

"Esta estrategia no está atacando el mercado; lo que está haciendo es promover una mejor disposición de los residuos sólidos al amparo de la Estrategia Nacional de Reciclaje y brindar a los usuarios otros tipos de materiales para embalaje y empaque", dijo Fernando Mora, viceministro de Aguas, Mares, Costas y Humedales, en declaraciones dadas anteriormente a La Nación.

Para información sobre la estrategia y sus ejes de acción, se puede consultar el sitio web: www.zonalibredeplastico.org Este cuenta con una base de datos de proveedores y productos que son renovables y compostables. Incluso, las personas pueden registrar su producto allí mismo.