Por: Michelle Soto 5 febrero, 2015

Los guardaparques cuentan ahora con cinco motocicletas que se destinarán a labores de vigilancia. Las áreas protegidas beneficiadas son Parque Nacional Santa Rosa, Parque Nacional Volcán Tenorio, Parque Nacional Carara, Parque Nacional Barbilla y la Reserva Biológica Hitoy Cerere.

"Las van a utilizar los guardaparques en labores de control de incendios forestales que son un gran problema en Guanacaste, también para todo lo que tiene que ver con la prevención de la caza furtiva, a veces se reciben denuncias y los funcionarios no pueden llegar porque no tienen forma de desplazarse", declaró Rocío Echeverri de la organización Pro Parques.

El Parque Nacional Barbilla se ubica en Altas Brisas de Siquirres. Resguardada por dos reservas indígenas, esta área protegida constituye uno de los sitios más prístinos que tiene el país.
El Parque Nacional Barbilla se ubica en Altas Brisas de Siquirres. Resguardada por dos reservas indígenas, esta área protegida constituye uno de los sitios más prístinos que tiene el país.

La donación fue realizada por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), pero coordinada por las organizaciones Pro Parques y Asociación Costa Rica por Siempre.

"Para la ABC es muy importante contribuir con la protección de nuestros recursos naturales, sabemos que sin duda estas motocicletas facililtarán el trabajo de los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), que deben velar por el cuido de grandes extensiones de terreno dentro de los parques nacionales y esta donación les permitirá desplazarse más rápidamente", dijo Gilberto Serrano, presidente de ABC.