Para evitar y contrarrestar el pico de virus respiratorios y digestivos típicos de esta época, es necesario enseñar a los niños a lavarse rigurosamente las manos.

Por: Irene Traube G. 2 julio, 2013

San José

Probablemente usted ha notado que los virus respiratorios y digestivos han hecho de las suyas últimamente y han afectado a niños y adultos por igual, siendo los primeros una de las poblaciones más vulnerables.

En el caso de los menores, el Hospital Nacional de Niños (HNN) ya reporta un importante aumento en los casos de infecciones de las vías respiratorias superiores, pues solo en la primera quincena de junio (periodo en el que este medio realizó la consulta al HNN) ya se habían reportado 735 casos.

Esto es muy significativo si se toma en cuenta que en el mes de abril se atendieron 796 pacientes y en mayo, 995.

Las enfermedades diarreicas agudas, por otro lado, se han mantenido más estables. En la primera quincena de junio se atendieron 347 casos, mientras que en abril se registraron 546 pacientes afectados y en mayo, 564.

Las manos se deben lavar con agua y jabón. Foto ilustrativa.
Las manos se deben lavar con agua y jabón. Foto ilustrativa.

Según el doctor Orlando Urroz, director del Hospital Nacional de Niños, lo esperable es que el número de casos relacionados con esos padecimientos se mantenga en aumento, tal como sucede todos los años por esta época.

Como padres es importante estar al tanto de las medidas que evitarán o minimizarán la posibilidad de que su hijo sea víctima de estos padecimientos.

El doctor Roberto Herrera, director médico del Hospital Metropolitano y cirujano pediatra, insiste en que la vacunación es una medida esencial en la prevención, así como el hecho de mantener una buena higiene. "El reforzamiento en las casas acerca de la forma del lavado de manos y el compromiso de los patronatos escolares en mantener las medidas de higiene adecuadas, son fundamentales", añade. Esto implica inculcarles a los niños buenos hábitos de higiene y enseñarles la manera correcta de lavarse las manos.

El consumo de vitamina C también ayuda a prevenir enfermedades, al igual que tener un estilo de vida saludable.

Cuidados para prevenir. Si su hijo se enferma, usted no tiene que preocuparse, sino ocuparse.

Si el niño es prematuro o tiene alguna enfermedad crónica, puede complicarse cuando contrae un virus, pero si el pequeño es saludable puede ser tratado en la casa, con los medicamentos y cuidados que le recete el doctor, según explica Urroz.

Tenga en cuenta que usted no debe alarmarse cuando su hijo se resfría, pues la gripe común se caracteriza por uno o dos días de fiebre (no muy alta) acompañada de moco transparente y casi líquido. Además, puede presentar cierto grado de congestión de oídos, lagrimeo e irritabilidad en general.

Como parte de la campaña de prevención y con base en el aumento y la agresividad de los virus, por tercer año consecutivo, el HNN tiene un plan de contingencia que consiste en fortalecer el recurso humano y el equipo del hospital y en hacer campañas para concientizar a la población acerca de la importancia del lavado de manos y de la necesidad de no enviar a los niños enfermos a la escuela.

Etiquetado como: