Avances en farmacos contra la enfermedad se desarrollan en Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ)

Por: Andrea González Mesén 7 agosto, 2014

Los pacientes con artritis reumatoide podrían tener más cerca una posible cura para su mal gracias a resultados positivos en la experimentación con un fármaco aplicado en ratones por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ).

La artritis reumatoide es una inflamación dolorosa en múltiples articulaciones, que con el progreso de la enfermedad puede dañar huesos y cartílagos.

Hoy, el tratamiento disponible solamente ayuda a disminuir la progresión del mal.

Teresa Hemmerle, investigadora de estudio, comentó que se logró curar completamente a los ratones gracias a un anticuerpo combinado con un medicamento ya disponible, el Dexametasona.

El medicamento es un ingrediente activo producido biotecnológicamente que consta de dos partes acopladas mutuamente, las cuales protegen contra el daño del cartílago y el hueso.

La artritis es una enfermedad degenerativa que se estima afecta al 1% de la población mundial.
La artritis es una enfermedad degenerativa que se estima afecta al 1% de la población mundial.

Hemmerle mencionó que ahora se centrarán en la colocación del fármaco en el sitio puntual de la enfermedad, con el fin de disminuir los posibles efectos secundarios. Los investigadores esperan iniciar con los ensayos clínicos en el 2015.

Con la aplicación pudieron notar la desaparición de signos típicos de la enfermedad hasta lograr niveles normales.

“En nuestro modelo de ratón, esta terapia combinada conduce a la curación a largo plazo”, anunció Hemmerle.

Solo en el 2010, en Costa Rica, cerca 400 pacientes fueron internados por complicaciones debido a la artritis, mientras que en el 2012 la cifra incrementó a 411.

Etiquetado como: