El contenido de los hot dogs, una de las comidas rápidas más populares del mundo, denota problemas de higiene, según el estudio de una empresa estadounidense

 26 octubre, 2015

Los investigadores de Clear Food, una empresa que analiza el contenido molecular de los alimentos, hallaron ADN humano en un 2% de los perros calientes vendidos en Estados Unidos, y un 14,4 % de ingredientes no indicados en la etiqueta.

La empresa estadounidense analizó 345 perros calientes de 75 marcas diferentes vendidos en 10 establecimientos en Estados Unidos.
La empresa estadounidense analizó 345 perros calientes de 75 marcas diferentes vendidos en 10 establecimientos en Estados Unidos.

La empresa estadounidense, que utiliza secuencias genéticas para analizar cómo están elaborados los alimentos, sometió a análisis 345 perros calientes de 75 marcas diferentes, vendidos en 10 establecimientos, según el informe publicado este lunes por la corporación.

El contenido de los hot dogs, una de las comidas rápidas más populares del mundo, denota problemas de higiene al haberse hallado ADN humano en el 2% de los perros calientes regulares y en dos tercios de los ejemplares vegetarianos.

Además, un 14,4% de los hot dogs presentaba algún tipo de incoherencia con el etiquetado: carne animal en productos supuestamente vegetarianos o cerdo en perros calientes que en teoría no llevaban esta carne, prohibida para personas de ciertas religiones.

El cerdo estaba presente en un 3% de los perros calientes que supuestamente no llevaban esta carne, sobre todo en las salchichas de pollo y pavo.

Además, se encontró pollo (en 10 ejemplares), ternero (en 4), pavo (en 3) y cordero (en 2) en productos que no indicaban tener ese contenido.

Este es el primer estudio de Clear Food, una iniciativa de la empresa Clear Labs, que usa secuencias de ADN para analizar el contenido de la comida.

Clear Food elabora listas de productos y marcas en función de cuánto respetan el contenido que dicen poseer según el etiquetado.

Etiquetado como: