Municipio instala escultura en honor a la leyenda

 2 noviembre, 2013
El Padre sin Cabeza ocupó su
El Padre sin Cabeza ocupó su "casa" en la Vieja Metrópoli, las ruinas del centro de Cartago.

Un nuevo inquilino habita dentro de las ruinas de la parroquia de Cartago: el legendario Padre sin Cabeza.

En honor a esa leyenda, una curiosa escultura descansa en el interior de las históricas ruinas de la Vieja Metrópoli, desde esta semana.

Se trata de una imagen de tamaño natural fabricada en fibra de vidrio, encargada por la Municipalidad de Cartago.

"Queremos reforzar tradiciones y leyendas cartaginesas, y una de ellas es la del Padre sin Cabeza", explicó el alcalde cartaginés, Rolando Rodríguez.

"La escultura quedará permanentemente dentro de este templo que, a su vez, es un símbolo cartaginés y nacional", agregó.

Rodríguez detalló que la idea surgió porque el municipio colabora en el desfile de mascaradas junto con el Colegio Universitario de Cartago.

De hecho, esta fiesta tuvo lugar este jueves, en la Vieja Metrópoli.

"Todo -este festejo- está enmarcado dentro del 450 aniversario que está cumpliendo la ciudad más antigua de Costa Rica", agregó el alcalde.

Además de la escultura, la municipalidad instaló una casa de las leyendas en la Plaza Mayor, frente a las ruinas.