27 julio, 2015

Dallas

Un gato que pesaba 18 kilos, llamado Skinny, ha perdido más de la mitad de su peso para convertirse en la estrella de una clínica veterinaria de Dallas.

La doctora Brittney Barton es la responsable de ayudar a Skinny a bajar de peso mediante una buena alimentación.
La doctora Brittney Barton es la responsable de ayudar a Skinny a bajar de peso mediante una buena alimentación.

La doctora Brittney Barton comentó que el gato atigrado que adoptó en 2013 ha bajado hasta los 8 kilos con ejercicio y una dieta especial.

Barton dijo que Skinny es el gato residente en su clínica Hospital Veterinario HEAL.

Barton señaló que Skinny pasa la semana caminando por su clínica. Y durante los fines de semana el regordete gato está con Barton y su familia.

La veterinaria dice que Skinny, quien apareció abandonado cerca de Dallas en 2012 y terminó en un albergue para animales, acaba de tener su revisión anual y está bien de salud.

Cuando se conoció su caso, el animal fue bautizado como "el gato más gordo del mundo".

Barton sostuvo que Skinny es la prueba viviente de que aunque por ser un gato grande no se supone que deba ser un gato obeso.

Etiquetado como: