29 agosto, 2012
 El hollín es uno de los contaminantes climáticos de vida corta.
El hollín es uno de los contaminantes climáticos de vida corta.

México (Tierramérica). Organizaciones ambientalistas de México, Chile, Argentina, Brasil y Paraguay y un grupo de científicos formaron una red contra los contaminantes climáticos de vida corta, como el hollín, el metano, el ozono troposférico y los hidrofluorocarbonos.

Estas sustancias afectan la salud humana y recalientan la atmósfera, en la que permanecen hasta por hasta 15 años.

La flamante Red Latinoamericana para la Reducción de Contaminantes Climáticos de Corta Vida espera “trabajar con los gobiernos para encontrar y aplicar soluciones efectivas lo antes posible”, dijo a Tierramérica la codirectora de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente, Astrid Puentes, fundadora del colectivo.

Participan el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el Centro de Derechos Humanos y Ambiente –que coordinará la red por los primeros tres años– y el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, entre otros.