4 junio, 2012

Tegucigalpa (Tierramérica). La capital de Honduras y la sureña ciudad de Choluteca encabezan un proyecto de conciencia ambiental basado en la reforestación de nacientes de agua y zonas deforestadas.

En Tegucigalpa, la iniciativa es impulsada por la regidora Doris Gutiérrez, sobre todo en la colonia San Francisco, un vecindario tugurizado cuyos habitantes plantaron en tres años más de 3.000 árboles para recuperar áreas verdes y la reserva de agua de Los Laureles.

Claudia de Soriano, de la fundación Choluteca Solidaria, dijo a Tierramérica que este año sembrarán en esa ciudad 2.500 árboles, entre maderables, frutales y ornamentales.