5 septiembre, 2013

Londres. EFE La formación del Estado egipcio en la Antigüedad se produjo más rápido y antes de lo que hasta ahora se creía, según demuestra un estudio publicado en la revista científica británica Proceedings of the Royal Society .

Un equipo de científicos dirigido por Michael Dee, del Laboratorio de Investigación de Arqueología de la Universidad de Oxford, descubrió que el primer Estado egipcio, concebido con fronteras territoriales y gobernado por un rey, se estableció en 3.100 a. C.

En esa fecha llegó al poder el rey Aha, considerado el primer monarca de la civilización egipcia, que se formó tras un periodo en que diversos grupos de personas se asentaron a las orillas del Nilo para cultivar la tierra.

Los expertos concluyen asimismo que esa fase predinástica se produjo más tarde de lo que se pensaba, entre 3.700 y 3.600 a. C., y no en 4.000 a. C., como hasta ahora se había creído, con base en la ordenación de objetos arqueológicos. El periodo entre la aparición de los primeros pobladores y la constitución de la primera dinastía fue inusualmente corto, comparado con otras civilizaciones conocidas.