Hebras pueden desprenderse y pegarse en las carnes asadas, lo cual puede desgarrar su garganta, el tracto digestivo o incrustarse en los intestinos si consume ese alimento

Por: Marcela Cantero 10 julio, 2015

Usar un cepillo de metal para limpiar la parrilla representa un riesgo para su sistema digestivo.

Las cerdas de alambre de los cepillos para limpiar la parrilla pueden desprenderse y pegarse en las carnes asadas.

"Si se ingieren, esas cerdas pueden desgarrar la garganta y el tracto digestivo de un comensal, provocando lesiones potencialmente letales", advierten expertos de salud estadounidenses, a través del servicio de noticias de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

"Lo peor es cuando las cerdas llegan hasta los intestinos", señaló el especialista, David Grand, experto en imágenes diagnósticas de la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island.

"Si llegan al intestino y perforan la pared intestinal, es aterrador. Vimos una que migró al hígado y provocó una infección en ese órgano que se tuvo que tratar, y hemos visto cerdas que perforaron al intestino en múltiples puntos que se tuvieron que extraer mediante cirugía", agregó.

Alerta. En Estados Unidos, de marzo de 2011 a junio de 2010, el hospital de Rhode Island trató a seis pacientes quienes ingirieron cerdas de cepillos de limpiar parrillas.

Tres pacientes tenían cerdas de alambre que se habían enredado en su tracto intestinal, de hecho, esa parte del órgano tuvo que extirparse a través de una cirugía o colonoscopia. En los otros tres casos, los médicos extrajeron las cerdas mediante un tubo en la garganta.

La carne asada es un alimento muy gustado en Costa Rica.
La carne asada es un alimento muy gustado en Costa Rica.

"Muchas personas son asintomáticas: se tragan la cerda y esta pasa por completo, y nunca se enteran de lo que sucedió", comentó Grand.

Además, para los médicos, resulta difícil determinar que una cerda de alambre es la causa de las molestias del paciente.

"Por lo general, las personas llegan con dolor severo en la garganta o el abdomen, y al principio quizá un médico de emergencias no piense en buscar una cerda de alambre", dijo el médico internista, Pranith Perera, del Hospital de Rhode Island, en Providence.

"Lo difícil es que cuando las personas se tragan estas cosas, si no tienen un médico muy experimentado, pueden pasarse por alto", agregó.

No use cepillo de alambre. Grand y Perera recomendaron que quienes hacen carne asada descarten el cepillo de alambre y elijan una opción más segura.

Las piedras y bloques para limpiar los asadores, los cepillos sin cerdas hechos de rollo de metal y los cepillos para parrillas de cerdas de nylon son alternativas seguras, señalaron.

En todo caso, si se usa cepillo de alambre u otro instrumento, y se experimenta un dolor abdominal severo en un plazo de un día, tras comer carne asada, lo mejor es acudir al médico.

Nota: Se precisó el tipo de cepillo de riesgo para los asados (2:47 p. m. 10-7-2015).