12 febrero, 2016
Brasil aumentó a 462 el número de casos confirmados de microcefalia e investiga otros 3.852 casos sospechosos, según un boletín divulgado este viernes por el Ministerio de Salud, que sospecha del virus zika como principal responsable de este brote de malformaciones congénitas.
Brasil aumentó a 462 el número de casos confirmados de microcefalia e investiga otros 3.852 casos sospechosos, según un boletín divulgado este viernes por el Ministerio de Salud, que sospecha del virus zika como principal responsable de este brote de malformaciones congénitas.

Brasilia

Brasil aumentó a 462 el número de casos confirmados de microcefalia e investiga otros 3.852 casos sospechosos, según un boletín divulgado este viernes por el Ministerio de Salud, que sospecha del virus zika como principal responsable de este brote de malformaciones congénitas.

De los 462 casos confirmados por las autoridades desde octubre del año pasado, en 41 ya se pudo establecer una relación con el virus zika, una enfermedad de síntomas leves transmitida por el mosquito Aedes aegypti que se expande explosivamente por América Latina y mantiene en vilo a la comunidad internacional por el riesgo que implica para las mujeres embarazadas.

El boletín anterior daba cuenta de 404 casos confirmados y 3.670 sospechosos de microcefalia.

Brasil detectó a fines de 2015 un aumento inusitado de esta malformación congénita —que daña irreversiblemente el cerebro y limita el desarrollo motor e intelectual de las personas— en el empobrecido nordeste del país, donde el virus zika tuvo una amplia circulación el año pasado.

Entre octubre y el 6 de febrero, el Ministerio de Salud confirmó 24 muertes por microcefalia e investiga otros 59 decesos presumiblemente por la misma causa.

A por lo menos tres años del desarrollo de una vacuna y a menos de seis meses de la apertura de los Juegos Olímpicos de Rio2016, la lucha contra la microcefalia y el zika que llevó a la OMS a declarar la emergencia mundial tiene una única estrategia: atacar al mosquito Aedes aegypti que lo transmite.

Brasil desplegará este sábado 220.000 efectivos militares en todo el país para llevar puerta a puerta el mensaje contra el mosquito, que además del zika transmite el dengue, la fiebre amarilla y la chicunguña.

El gobierno espera que esta campaña y las temperaturas más templadas del invierno austral ayuden a contener la proliferación del insecto, sobre todo en las regiones del centro y sudeste, donde la población ha tenido menos contacto con el virus del Zika que en otras zonas del país y por lo tanto está menos inmune.

Se calcula que un 70% de los focos de cría del mosquito se encuentra en los domicilios.

Mientras que en 2015 el dengue se cobró 863 vidas en todo Brasil, los científicos todavía estudian si el zika por sí sólo es capaz de provocar la muerte.

El jueves se reportó la tercera muerte relacionada con el zika, pero debe determinarse aún si el virus fue la causa exclusiva de muerte o un agravante de la neumonía que padecía la paciente.

Etiquetado como: