La forma como se ve la mamá en la escala social incide en los niveles de cortisol

Por: Monserrath Vargas L. 16 agosto, 2013

La forma en que las madres se perciben socialmente influiría en los niveles de estrés y el desarrollo del cerebro de sus hijos.

Estas son las conclusiones que se desprenden de un estudio publicado recientemente por la revista Developmental Science , realizado por investigadores del Hospital de Niños de Boston, EE. UU.

 Una investigación revela que la forma en la que la madre percibe su estatus social incide en la liberación de la hormona del estrés en el niño. | CRISTINA F.
Una investigación revela que la forma en la que la madre percibe su estatus social incide en la liberación de la hormona del estrés en el niño. | CRISTINA F.

Los niños de madres que se percibían con un nivel social bajo eran más propensos a tener altos niveles de cortisol (hormona del estrés) y a presentar una menor activación en el hipocampo, estructura cerebral responsable de la memoria de largo plazo y las respuestas ante el estrés. Fueron evaluados 38 niños de entre 8 y 11 años.

Ellos ofrecieron muestras de saliva para medir sus niveles de cortisol y fueron sometidos a resonancias magnéticas para monitorear la actividad del hipocampo.

Se calificó a las madres en una escala de 1 a 10 comparando su nivel social con otros habitantes de los Estados Unidos.

Según Margaret Sheridan, del Laboratorio de Neurociencia Cognitiva, “la autopercepción de la madre era un predictor significativo de los niveles de cortisol del niño”.

De igual forma, el estatus social percibido por la progenitora también influyó de manera importante en el grado de activación del hipocampo de sus hijos, durante una tarea de aprendizaje.

Etiquetado como: