26 mayo, 2015

SAN FRANCISCO. AP El legado de YouTube va más allá de su papel de pionero en la revolución del video en Internet.

El sitio, que cumple 10 años, brindó un escenario para exhibicionistas, narcisistas y activistas, a fin de que divulgaran sus opiniones, mostraran sus talentos, denunciaran abusos o simplemente compartieran sus fragmentos favoritos de películas, programas de televisión, música, gatitos adorables y otros intereses.

El ‘Gagnam Style’ es uno de los más vistos en YouTube. | AFP
El ‘Gagnam Style’ es uno de los más vistos en YouTube. | AFP

La desenfrenada difusión en YouTube atrajo rápidamente a una audiencia enorme, a la que le encantaba ver lo que quería cuando quería, incluso si la mayoría del contenido era realizado por amateurs.

El veloz ascenso del sitio demostró que se podían crean medios influyentes alrededor del contenido gratuito generado por los usuarios de Internet. Otras compañías adoptaron una estrategia similar, incluso Facebook, que limitaba su servicio de red social a estudiantes universitarios y de secundaria, hasta que lanzó su servicio para cualquier persona mayor de 13 años, en setiembre del 2006. Eso fue poco antes de que el enorme éxito de YouTube culminara con su venta, por $1.760 millones a Google.

Logros. El potencial de YouTube para transformar los hábitos de la gente se hizo aparente a finales del 2005, cuando el anuncio de un zapato de fútbol de Nike, de nombre Touch of Gold (Toque de oro), se convirtió en el primer video en el sitio en ser visto 1 millón de veces.

Luego, el video Gangnam Style fue el primero en la plataforma de videos que rebasó las 1.000 millones de vistas en el 2012 y sigue siendo el videoclip más observado, con 2.300 millones de vistas. El otro video que rompió la barrera de los 1.000 millones de vistas es Baby, de Justin Bieber.

Actualmente, se descargan cerca de 300 horas de video por minuto de YouTube; es decir, unas 432.000 horas al día. Se necesitarían unos 49 años para ver todos los videos que se suben a YouTube en un día cualquiera.

Si fuera una empresa independiente, YouTube valdría cerca de $20.000 millones.

Etiquetado como: