Por: Monserrath Vargas L. 24 febrero, 2014

WhatsApp, la aplicación de mensajería por Internet, experimentó, la tarde del sábado, la caída de su servicio durante cinco horas.

La falla no pasó inadvertida para los 450 millones de usuarios que utilizan la app , pues la semana pasada, la compañía fue adquirida por la red social Facebook, por un monto de $19.000 millones .

Las bromas y los comentarios no se hicieron esperar en Internet; el tema se convirtió en Trending Topic , es decir, de lo más comentado en la plataforma Twitter.

La falla se registró después del mediodía y hasta la tarde.

Los responsables de WhatsApp guardaron silencio al principio, y luego publicaron un tuit pidiendo disculpas: “Actualmente estamos experimentando problemas con los servidores. Esperamos restablecer pronto el servicio”.

Según publicó el diario El País , de España, más tarde y mediante un correo electrónico, WhatsApp recalcaba que su funcionamiento, forma de trabajo y filosofía no cambiarían tras la compra y que, además, trabajarían en forma independiente de Facebook.

Parece que los creadores de la popular aplicación contestan de alguna manera las preocupaciones y comentarios de los usuarios, quienes han manifestado en medios sociales, que temen por sus datos o por la calidad del servicio, ahora que pertenece a la red social creada por Mark Zuckerberg.

Cambio. Mientras se solucionaba el desperfecto, la gente corrió a refugiarse en Telegram , una aplicación diseñada por los creadores del “Facebook ruso”, una red social llamada Vkontakte.

Ayer, en su cuenta de Twitter, estos anunciaban: “Hoy más de 1,8 millones de personas se unieron a Telegram. Estamos preparando más servidores para enfrentar la alta demanda”.

Esta es una prueba evidente de que con tal de estar conectados, los usuarios están dispuestos a buscar nuevas aplicaciones.

Etiquetado como: