Dijeron sentir menos intensidad de dolor, lo toleraron por más tiempo y lo inhibieron fisiológicamente de mejor manera

Por: Carolina Ruiz Vega 14 octubre, 2013
Una competencia de triatlón se inicia en el agua, luego sigue el ciclismo y de último el atletismo.
Una competencia de triatlón se inicia en el agua, luego sigue el ciclismo y de último el atletismo.

Nadar 750m, pedalear 20 km y correr 5 km. Eso es lo que hay que hacer en una competencia sprint de triatlón, la más corta en este deporte.

En otras, como el Ironman, pueden ser distancias de hasta 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,195 km de atletismo.

¿Cómo lo logran los triatlonistas?

Sienten menos dolor, dicen investigadores de la Universidad de Tel Aviv.

En el estudio, en el que participaron 19 triatletas (que entrenaron y compitieron por lo menos en dos triatlones por año) y 17 no deportistas, los primeros dijeron sentir menos intensidad de dolor, lo toleraron por más tiempo y lo inhibieron fisiológicamente de mejor manera que los individuos en el grupo control.

En la investigación, todos los participantes fueron sometidos a una batería de pruebas psicofísicas dolorosas, como aplicar un dispositivo de calentamiento sobre un brazo al tiempo que se sumergía el otro en agua fría.

También completaron cuestionarios sobre sus actitudes hacia el dolor.

El triatleta costarricense Leonardo Chacón compitió en Londres con golpes en su espada y raspaduras que le quemaron su piel y aún así llegó a la meta.
El triatleta costarricense Leonardo Chacón compitió en Londres con golpes en su espada y raspaduras que le quemaron su piel y aún así llegó a la meta.

"Creemos que tanto factores fisiológicos y psicológicos explican estas diferencias y ayudan a entender cómo los triatletas son capaces de rendir a un nivel tan alto", afirmó Ruth Defrin en el sitio de la universidad.

Otra explicación es que son capaces de tolerar más dolor y de una mejor forma porque han acostumbrado a sus cuerpos a ello a través de su intenso entrenamiento.

Esto es algo que pretenden averiguar con futuras investigaciones.

Si resulta que el entrenamiento intenso, de hecho, ayuda a reducir y regular el dolor, podría ser usado para tratar a pacientes con dolores crónicos, dicen los investigadores.

Etiquetado como: