Por: Monserrath Vargas L. 11 noviembre, 2013
El control tradicional aunado a terapia evitan cardiopatías. | NYT PARA LN.
El control tradicional aunado a terapia evitan cardiopatías. | NYT PARA LN.

Las afecciones del corazón no solo tienen que ver con fallas físicas, sino también con un componente psicológico. Así lo demostró un estudio presentado en el Congreso de Cuidados Cardiacos Agudos 2013.

Un grupo de investigadores de Grecia reveló que las intervenciones psicológicas reducen a la mitad las muertes y los acontecimientos cardiovasculares en pacientes con cardiopatías, según se reveló en el evento celebrado en Madrid, España a mediados de octubre.

La doctora Zoi Aggelopoulou aseguró : “Las enfermeras de nuestra unidad de cuidados coronarios observaron que los pacientes tenían menos probabilidades de sufrir otro ataque al corazón, morir o regresar al hospital cuando hablábamos con ellos sobre su tratamiento, les tocábamos música o ayudábamos a los pacientes religiosos a rezar sus oraciones”.

Los investigadores observaron que la mortalidad y los episodios cardiovasculares se redujeron al menos un 55%. Sin embargo, los beneficios de esta terapia no fueron significativos los dos primeros años de evaluación.

El estudio se basó en el análisis de nueve investigaciones controladas y aleatorias. El objetivo era determinar si la terapia psicológica podía mejorar los resultados de pacientes con cardiopatías coronarias, combinada con terapias tradicionalmente utilizadas para estos casos clínicos.

Las estrategias psicológicas utilizadas para abordar a los pacientes fueron conversar con ellos sobre los temas que les preocupaban, ejercicios de relajación y hasta musicoterapia.

“Los pacientes quieren saber qué les pasará cuando salgan del hospital, si podrán o no tener relaciones sexuales y cómo tomar su medicación. Nuestra investigación muestra que darles información y tranquilizarles reduce la probabilidad de que mueran o sufran otro ataque cardiaco”, explicó la doctora Aggelopoulou.