Nebulosa encierra a una estrella joven que es 45 veces más masiva que el Sol

Por: Andrea Solano B. 24 abril, 2016
La Nebulosa de la Burbuja fue descubierta en 1787 por el astrónomo británico William Herschel. Es en reuna nube de gas y polvo iluminada por la estrella brillante que se encuentra en su interior. | NASA/ESA/HUBBLE
La Nebulosa de la Burbuja fue descubierta en 1787 por el astrónomo británico William Herschel. Es en reuna nube de gas y polvo iluminada por la estrella brillante que se encuentra en su interior. | NASA/ESA/HUBBLE

El telescopio espacial Hubble –que cumple 26 años de orbitar la Tierra– capturó una llamativa imagen de una enorme burbuja que emerge de una estrella masiva y supercaliente.

La llamada Nebulosa de la Burbuja es una nube brillante de gas y polvo ubicada en la constelación Casiopea, a 7.100 años luz de la Tierra.

Este objeto se asemeja a una burbuja de jabón y está formado por una estrella extremadamente brillante, en plena ebullición que, además, es 45 veces más masiva que nuestro sol.

Es una estrella joven, pues tiene cerca de 4 millones de años y en unos 10 o 20 millones de años se convertirá en una supernova (explosión estelar).

Este astro ha perdido gran parte de su capa exterior de hidrógeno y está fusionando el helio en elementos más pesados.

El gas dentro de la estrella alcanza temperaturas tan elevadas que se libera al espacio en forma de viento estelar a una velocidad de más 100. 000 kilómetros por hora. Esa expulsión, a su vez, barre con todo el gas frío e interestelar enfrente de la estrella para conformar el borde exterior de la burbuja, que tiene una forma casi simétrica. Aparte de la simetría de la burbuja, una de las características más llamativas es que la estrella no se encuentra en el centro. Los astrónomos aún no han determinado el porqué.

Los gases, calentados a temperaturas distintas, emiten colores variados. Por ejemplo, el oxígeno es lo suficientemente caliente como para irradiar una luz azulada; el hidrógeno se ve verde, y el nitrógeno, rojo.

Las columnas muestran un tonalidad amarilla por la combinación de luz del hidrógeno frío y el nitrógeno. A su vez, esas columnas están iluminadas por fuerte radiación ultravioleta proveniente de la estrella brillante dentro de la burbuja. La Nebulosa de la Burbuja –también conocida como NGC 7635– fue descubierta por el astrónomo británico William Herschel en 1787.

Debido a su gran tamaño, anteriormente solo se había logrado encuadrar pequeñas secciones de esta nebulosa. Por primera vez, se toma una fotografía completa: un mosaico de cuatro imágenes captadas por la Cámara de Campo Ancho 3 (WFC3, por sus siglas en inglés), instalada en el Hubble. Esta imagen tan nítida les permitirá a los astrónomos tener una mejor compresión de la geometría y la dinámica de este sistema tan complejo.

El telescopio fue lanzado al espacio el 24 de abril de 1990 a bordo del transbordador espacial Discovery. Es un proyecto conjunto entre la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio ( NASA ) y la Agencia Espacial Europea (ESA).