Laboratorios desarrollan 36 proyectos en tres áreas: vegetal, ambiental y biomedicina

Por: Irene Rodríguez 24 septiembre, 2015

Mejorar los cultivos de papa, maíz, hierbas; manejar mejor los desechos de la piña, el café o la caña de azúcar; crear material para biocombustibles y mejorar la calidad de las plantas medicinales. Esos son algunos de los proyectos del Centro de Investigación en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) en Cartago.

El centro opera desde 1994, esta mañana estrenó instalaciones.
El centro opera desde 1994, esta mañana estrenó instalaciones.

El centro, que inició operaciones en 1994, inauguró la mañana de este jueves sus nuevas instalaciones.

En sus 14 laboratorios, se trabaja en 36 proyectos de tres áreas: vegetal (como mejoramiento de cultivos), ambiental (control de plagas entre otros) y biomédica (aplicaciones en salud).

"A nivel nacional, solo había un centro especializado en biotecnología que es el CeniBiot (Centro Nacional de Investigación en Biotecnología). Ahora nosotros somos el segundo más grande, dedicados a la investigación y al desarrollo de proyectos", aseguró Catalina Rosales profesora de biotecnología e investigadora del centro.

Rosales aseguró que uno de los puntos fuertes de este centro, es que brinda la oportunidad a estudiantes de poner en práctica lo aprendido en clases desde el primer año de carrera, lo que les ayuda a conseguir trabajo al graduarse.

Son 90 los muchachos que trabajan como asistentes en los laboratorios, uno de ellos es Pablo Vargas quien asiste en el laboratorio de biología sintética.

"Es una experiencia muy importante, para obtener herramientas para desenvolverme en un futuro, en este momento trabajo en un proyecto para ayudar a un mejoramiento de los desechos de la piña, la caña de azúcar o el café", comentó el joven.

Las nuevas instalaciones del centro, representan una inversión cercana a los ¢1,500 millones, producto de la inversión del institución y un crédito con el Banco Nacional de Costa Rica.