Según expertos, se obtienen datos de mayor calidad que lo esperado

Por: Monserrath Vargas L. 15 octubre, 2014
La sonda MAVEN fue lanzada en noviembre del 2013 desde Cabo Cañaveral, Florida, y tras un viaje de 10 meses se insertó con éxito en la órbita del Planeta Rojo, el pasado 21 de setiembre. | NASA PARA LN.
La sonda MAVEN fue lanzada en noviembre del 2013 desde Cabo Cañaveral, Florida, y tras un viaje de 10 meses se insertó con éxito en la órbita del Planeta Rojo, el pasado 21 de setiembre. | NASA PARA LN.

Las primeras imágenes de la atmósfera marciana comenzaron a llegar a la Tierra, gracias a la sonda espacial MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution, por sus siglas en inglés).

Esta misión, subdirigida por la ingeniera costarricense Sandra Cauffman, entró con éxito en la órbita de Marte, el pasado 21 de setiembre. Su misión principal es entender por qué la atmósfera marciana perdió compuestos volátiles como dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y agua.

En la actualidad, la sonda se encuentra calibrando los instrumentos que llevó a bordo, uno de ellos es el espectrógrafo de imágenes ultravioleta (IUVS).

Este aparato logró captar fotografías en colores a 36.500 kilómetros de altura, tras ocho horas de haberse insertado en la órbita del Planeta Rojo.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) reveló ayer algunas de las imágenes obtenidas.

El IUVS produjo fotografías ultravioleta sin precedentes del oxígeno tenue, hidrógeno y coronas de carbono que rodean a Marte. Además, ofreció un mapa completo del ozono altamente variable en la atmósfera marciana, explicó la NASA en un comunicado oficial.

“Todos los instrumentos están mostrando que la calidad de datos obtenidos en la primera etapa de la misión será mejor de lo que se había previsto”, aseguró Bruce Jakosky, quien es investigador principal de MAVEN y de la Universidad de Colorado, en Boulder, Estados Unidos.

Por su parte, Justin Deighan, miembro del equipo investigador de MAVEN, explicó: “El seguimiento de la capa de ozono permitirá llevar un registro de los procesos fotoquímicos que tienen lugar en la atmósfera marciana. Vamos a explorar esto con más detalle durante la misión científica primaria de MAVEN”.

Etiquetado como: