Por: Monserrath Vargas L. 7 agosto, 2014

El radiotelescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) sirvió de aliado a un grupo de astrónomos para identificar, con gran precisión, la ubicación y órbita de Plutón alrededor del Sol.

Esta hazaña servirá para guiar la sonda New Horizons, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), que llegará al explaneta y al cinturón de Kuiper –sistema de objetos rocosos y helados situados después de Plutón– en 2015.

New Horizons llegará a la órbita de Plutón en 2015. | NASA PARA LN
New Horizons llegará a la órbita de Plutón en 2015. | NASA PARA LN

La definición de la órbita es un logro, porque Plutón se halla a una distancia 40 veces mayor que la de la Tierra respecto del Sol y había sido difícil para los científicos determinar, con precisión, dónde podría encontrarse.

Empero, con ayuda del sistema de posicionamiento de ALMA y nuevos análisis de mediciones de luz visible, se efectuó una corrección del curso que debe llevar la nave hacia su misión.

El radiotelescopio ALMA estudió la posición exacta de Plutón y uno de sus cinco satélites llamado Caronte, debido a sus capacidades para detectar las débiles ondas milimétricas y submilimétricas que desprende.

Los objetos del universo más distantes de la Tierra, que pueden encontrarse hasta 10.000 millones de años luz, son apenas visibles para los telescopios ópticos, pero resultan increíblemente brillantes en las longitudes de onda que capta ALMA. El radiotelescopio determinó la posición de Plutón y su satélite más grande, Caronte, al captar las emisiones de radio de sus congeladas superficies, que se hallan a -230 grados Celsius.

Alan Stern, del Southwest Research Institute en Boulder, de Colorado, e investigador principal de New Horizons, aseguró estar satisfecho con el aporte de ALMA: “Estamos muy entusiasmados con la capacidad revolucionaria de ALMA para ayudarnos a orientar mejor nuestra histórica exploración del sistema de Plutón”.

Etiquetado como: