En los últimos 10 años han sido más caros que los menos saludables y su precio ha tendido al aumento

Por: Monserrath Vargas L. 10 octubre, 2014
Los tomates, el filete de salmón y las hamburguesas vegetales fueron algunos de los productos evaluados.
Los tomates, el filete de salmón y las hamburguesas vegetales fueron algunos de los productos evaluados.

Usted se decide a ordenar una ensalada en un restaurante o bar y puede que su platillo resulte más caro que el de su acompañante, quien pidió carne u otra alternativa menos liviana. Situaciones como esta sucende a diario: los productos más saludables son más caros y un estudio científico lo comprobó recientemente.

La publicación especializada PLoS One reveló que en la última década, los productos más saludables fueron siempre más caros e incluso incrementaron mucho más su valor, con respecto a los considerados menos saludables.

Expertos de la Universidad de Cambridge, evaluaron los precios de 94 artículos en una investigación que se extendió entre el 2002 y 2012.

Entre los resultados destacó que los alimentos saludables como tomates, filete de salmón, carne de res magra y hamburguesas vegetales eran el triple de caros por caloría, que las comidas menos saludables como: pizza, tocino, bebidas azucaradas, donas y helado.

"El aumento en la diferencia de precios entre los alimentos más y menos saludables es un factor que puede contribuir a la creciente inseguridad alimentaria, de las desigualdades en salud y en el deterioro de la salud de la población", aseguró Nicholas Jones, uno de los investigadores.

El autor principal del estudio, Pablo Monsivais explicó que "para ayudar a lograr mejoras a largo plazo en los hábitos alimenticios, tenemos que abordar el elevado y creciente precio de los alimentos más saludables, lo cual es probable que sea influenciado por un número de factores, incluyendo la política agrícola y la producción, la distribución de alimentos, y las estrategias de precios al por menor".