Mariana Quesada es alumna de Ulacit y estudia la carrera de Ingeniería Industrial

Por: Monserrath Vargas L. 25 febrero, 2015
Durante la charla que dio en el pasado TEDx Pura Vida, Mariana Quesada explicó cómo funciona el bastón que ella y su compañero Kevin Pérez fabricaron. Este los hizo ganar la Feria Nacional de Ciencia. | MAYELA LÓPEZ
Durante la charla que dio en el pasado TEDx Pura Vida, Mariana Quesada explicó cómo funciona el bastón que ella y su compañero Kevin Pérez fabricaron. Este los hizo ganar la Feria Nacional de Ciencia. | MAYELA LÓPEZ

“Estuve dos horas con el Premio Nobel de Física 2006 (John C. Mather). ¡Imagínese!”, narró, emocionada, la costarricense Mariana Quesada, de 19 años.

Ese es solo uno de los acercamientos que la joven tendrá con científicos e ingenieros de renombre durante las dos semanas en las que realizará una pasantía en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (mejor conocida como NASA).

Esta vecina de San Rafael Abajo de Desamparados es exalumna del Colegio Cedes Don Bosco, donde se convirtió en ganadora de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.

Además, fue conferencista del TEDx Pura Vida 2014 y, recientemente, una de las seis protagonistas de una película llamada Big Dream , producción que pretende motivar a niñas y jóvenes a decidirse por carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM, por sus siglas en inglés).

El sueño de Mariana de visitar la NASA se concretó gracias a la ayuda de Sandra Cauffman, ingeniera costarricense que subdirigió la más reciente misión sobre la atmósfera marciana MAVEN.

“Yo, honestamente, soy el conejillo de Indias, como dicen; es un proyecto a largo plazo que doña Sandra tiene (...) para, en el futuro, poder dar la oportunidad a más estudiantes”, comentó Mariana desde Maryland, EE.UU.

La joven aseguró que el científico John C. Mather le explicó cómo funciona el telescopio espacial James (JWST, por sus siglas en inglés), el cual se perfila como el principal observatorio en la próxima década para astrónomos de todo el mundo.

Quesada confesó que, antes de llegar a la NASA, se sentía afortunada, pero también un poco nerviosa, pues pensó que no estaba lista “para encajar en un lugar de tanto renombre”. No obstante, después, ya estando con los ingenieros, se sintió a gusto, contó.

La universitaria también podrá conocer a otras personalidades, como el científico Harley Thronson, quien se encarga de la evaluación de programas robótico-humanos avanzados en la NASA, y a Joanne Elizabeth Hill, investigadora de campos y partículas, entre otros.

“Ella, por supuesto, tendrá la oportunidad de andar conmigo por dos semanas y ver lo que yo hago, cómo lo hago y el mundo en el que me desenvuelvo. Espero que eso le dé nuevas perspectivas que pueda usar para su futuro”, comentó Cauffman.

A la ingeniera costarricense no le resultó fácil obtener el permiso para que Mariana hiciera esta pasantía. Sin embargo, aseguró: “Estoy trabajando con el Departamento Internacional de la NASA para tratar de añadir a Costa Rica a las pasantías ofrecidas a ciudadanos no estadounidenses”.

Tenacidad. Mariana estudia Ingeniería Industrial en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit), gracias a una beca que ganó. Ese mismo centro le patrocinó el tiquete aéreo para este viaje.

Empero, fueron su personalidad e historia de vida las que pesaron para que Cauffman la considerara candidata idónea para este acercamiento con científicos e ingenieros de la NASA.

“Mariana es una muchacha muy humilde, trabajadora, buena hija, responsable, inteligente y con mucha tenacidad”, afirmó Cauffman. La ingeniera tica confesó que, cuando la conoció, se sintió identificada. “Ella ha tenido que trabajar y esforzarse muy duro para estar donde está”.

Mariana se confiesa encantada con el trato y la humildad del Premio Nobel de Física. “Hasta me pidió el correo para estar en contacto conmigo”, expresó.