La compañía Bigelow Aerospace diseñó hábitat pensando en Marte

Por: Michelle Soto 27 mayo, 2016
Así se vería el módulo BEAM en la Estación Espacial Internacional, una vez logren inflarlo y este alcance un tamaño cuatro veces mayor al actual. | CORTESÍA DE BIGELOW AEROSPACE
Así se vería el módulo BEAM en la Estación Espacial Internacional, una vez logren inflarlo y este alcance un tamaño cuatro veces mayor al actual. | CORTESÍA DE BIGELOW AEROSPACE

Se suponía que tomaría una hora inflar el módulo expandible de actividad Bigelow (BEAM), para que este alcanzara cuatro veces su tamaño. Sin embargo, los astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) apenas lograron llenarlo unos cuantos centímetros, luego de intentarlo durante más de dos horas.

Los ingenieros de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), quienes monitoreaban la maniobra desde Cabo Cañaveral, en Florida (EE. UU.), decidieron este jueves aplazar la prueba, luego de que se registraran lecturas de presión fuera de lo normal.

La NASA volverá a intentarlo este sábado. De lograrlo y una vez inflado, el objetivo es que la tripulación de la EEI pruebe este módulo, quizá la próxima semana.

“El aprender cómo un hábitat expandible se desenvuelve en un ambiente térmico en el espacio y cómo reacciona a la radiación, los micrometeoritos y la basura espacial proveerá de información para tratar las principales preocupaciones que conlleva vivir en un ambiente hostil en el espacio”, justificó NASA.

El plan es que BEAM permanezca unido a la EEI por dos años, aproximadamente.

Módulo habitable. El BEAM está conceptualizado como una “casa de astronautas”, cuya principal característica es que es expandible, lo cual disminuye significativamente el volumen del hábitat a la hora de ser transportado en los cohetes.

Al llegar a la EEI, BEAM medía dos metros de largo y 2,5 metros de diámetro. Una vez inflado, medirá cuatro metros de largo y 3,2 metros de diámetro.

El módulo es obra de la compañía Bigelow Aerospace, que tiene un contrato con la NASA por $17,8 millones para el desarrollo de hábitats expandibles con miras a futuras misiones a Marte.

“Antes de enviar a los primeros astronautas al Planeta Rojo, se lanzarán varios cohetes con suministros; estos aguardarán el arribo de la primera tripulación.

”Los módulos expandibles, que requieren menos espacio en los cohetes y pesan menos que las estructuras rígidas tradicionales, incrementarían la eficiencia en el transporte de carga, al reducir el número de lanzamientos necesarios y los costos de las misiones”, se lee en el texto de la NASA sobre el proyecto.