Partícula coordina los genes que intervienen en el crecimiento de planta

 5 enero, 2015

Pekín. EFE. Un equipo de biólogos chinos descubrió la molécula responsable de la coordinación de los diferentes genes que intervienen en los ciclos de floración masiva del bambú, informó el diario independiente South China Morning Post .

Esta investigación, publicada en el último número de la revista científica Plant Molecular Biology Reporter, podría contribuir a explicar ese proceso en la planta.

El tema genera todavía más preguntas que respuestas y es especialmente sensible en China, al ser esa planta el alimento de los panda, símbolos nacionales.

El bambú es el principal alimento de los osos panda, por lo que su escasez afecta la supervivencia de estos animales. | ARCHIVO/AFP
El bambú es el principal alimento de los osos panda, por lo que su escasez afecta la supervivencia de estos animales. | ARCHIVO/AFP

Los científicos chinos han encontrado una molécula de ácido ribonucleico (ARN) llamada “dla-miR18” que, según piensan, desarrolla una función central en la coordinación de los más de 200 genes que se sospecha participan en los ciclos de floración del bambú.

“La actuación del “dla-miR18” es muy llamativa. Después de la floración, sus niveles pueden aumentar hasta 100 veces respecto a la etapa anterior”, declaró la directora del estudio, Guo Zhenhua, investigadora del Instituto de Botánica de Kunming de la Academia China de Ciencias, al periódico.

El equipo dirigido por Guo trabaja con bambú desde el 2007 en la provincia china de Yunnan, en el sur del país, aunque la mayor dificultad ha sido esperar la floración puesto que algunas especies de esta planta tardan décadas en florecer.

Guo reconoció que su descubrimiento es solo el primer paso y que se necesitan más experimentos para profundizar en el mecanismo de funcionamiento del “dla-miR18” .

Los ciclos de floración masiva del bambú son un fenómeno natural que ocurre aproximadamente cada medio siglo y del que se conocen pocos detalles.

Estas plantas solo florecen una vez y a continuación mueren, con lo que los osos panda, símbolo nacional de China, quedan privados de la base de su alimentación, como sucedió en la década de 1980 y provocó la muerte de un 40% de los especímenes con que contaba el país.