Interacciones con los vientos solares serían los causantes de este fenómeno único en el sistema solar

Por: Irene Rodríguez 23 octubre
Esta ilustración muestra el complejo campo magnético en la atmósfera de Marte. Las líneas amarillas presentan la porción de campo magnético del sol que llegan al planeta gracias al viento solar, las azules presentan las líneas magnéticas generadas en la atmósfera marciana, y las rojas están relacionadas con la cola magnética.
Esta ilustración muestra el complejo campo magnético en la atmósfera de Marte. Las líneas amarillas presentan la porción de campo magnético del sol que llegan al planeta gracias al viento solar, las azules presentan las líneas magnéticas generadas en la atmósfera marciana, y las rojas están relacionadas con la cola magnética.

Al final de su campo magnético, el planeta Marte tiene una 'cola invisible' que se retuerce debido a la acción de los vientos solares.

Este es uno de los últimos descubrimientos de la misión MAVEN, acrónimo para Mars Atmosphere and Volatile Evolution (Atmósfera y Evolución Volátil de Marte). Esta misión estudia la atmósfera y superficie del Planeta Rojo.

Uno de los objetivos de MAVEN es investigar cómo fue que este planeta perdió gran cantidad de atmósfera y agua al punto que lo hiciera transformarse, de un lugar que pudo albergar vida hace millones de años a uno que no podría generar seres vivientes como los que conocemos ahora.

Los campos magnéticos son invisibles, pero su dirección y fuerza logran detectarse y medirse a través de un instrumento llamado magnetómetro (que MAVEN posee).

Los científicos encontraron que este fenómeno de vientos solares que crea la cola magnética también contribuye a que la atmósfera marciana "se disipe y se pierda en el espacio".

Estos datos fueron dados a conocer en la Reunión Anual de la División de Cinencias Planetarias de la Asociación Astronómica Estadounidense, que este año celebró su edición número 49 en Utah, EE. UU.

"Encontramos que la cola magnética de Marte, o magnetocola es única en todo el sistema solar. No es como la magnetocola de Venus, un planeta sin campo magnético propio, ni como la de la Tierra, que se genera desde el campo magnético propio del planeta. Más bien es una cola híbrida, que se combina con el campo magnético propio y el generado por los vientos solares", aseguró en la reunión Gina DiBraccio, del Centro Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, EE.UU.

¿Cómo se generó esta cola?

Los científicos hablan de un proceso llamado "reconexión magnética". El Planeta Rojo perdió su campo magnético hace miles de millones de años y lo que ahora queda es un "fósil" en ciertas regiones de la superficie. De acuerdo con la nueva investigación, la magnetocola se formó cuando los campos magnéticos llevados por el viento solar llegaron a al superficie marciana.

El viento solar arrastra parte del campo magnético del sol, si este viento va en direccción contraria al campo magnético de los lugares que atraviesa (en este caso, Marte), ambos campos se juntan y ahí es donde se da la reconexión magnética.

"Nuestro modelo indica que la reconexión magnética causó también que la magnetocola girara 45 grados, lo que le da su apariencia retorcida", aseguró DiBraccio.

El siguiente paso de los científicos consiste en recopilar más datos con el magnetómetro en los próximos años para ver cómo los diversos campos magnéticos afectan la cola a medida que Marte va girando, tanto en su eje como alrededor del sol.