En diciembre, la revista 'Science' no solo suele enumerar los 10 mayores hitos científicos del año, también resalta los fracasos.

Por: Irene Rodríguez 21 diciembre, 2017
El 22 de abril pasado, miles de personas marcharon para pedir presupuesto para las ciencias y visibilizar su importancia. Dos de ellas fueron Stephanie Woodend, estudiante de doctorado en Geografía Médica de la Universidad de Otawa en Canadá, y Abby Dalton, estudiante de maestría en Geografía en la misma universidad. Fotografía: Justin Tang/The Canadian Press
El 22 de abril pasado, miles de personas marcharon para pedir presupuesto para las ciencias y visibilizar su importancia. Dos de ellas fueron Stephanie Woodend, estudiante de doctorado en Geografía Médica de la Universidad de Otawa en Canadá, y Abby Dalton, estudiante de maestría en Geografía en la misma universidad. Fotografía: Justin Tang/The Canadian Press

A pesar de los grandes hitos científicos que dejó el 2017, la revista Science también hace un recuento de los tres fracasos para la investigación científica que marcaron el año que está por concluir.

El más importante –y preocupante– para la revista es la relación que tienen los científicos con el presidente estadounidense Donald Trump.

La retirada del Acuerdo del Clima de París se trajo abajo muchos compromisos en materia ambiental y se recortaron gastos en varios institutos de investigación.

Tampoco se ha nombrado Secretario de Ciencia y Tecnología y se congeló el presupuesto para algunas agencias de investigación científica.

Esto provocó que el 22 de abril del 2017, el Día de la Tierra, miles de científicos y de personas que abogan por la ciencia salieran a marchar para hacer conciencia de la importancia de la investigación científica y de la necesidad de recursos para su desarrollo.

"Darle consejos en materia de Ciencia a un presidente que se resiste a ser aconsejado o no entendería la importancia de esto o los tergiversaría sería inútil y frustrante", expresó en el artículo de la revista Arden Berment, exdirector del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología en Gaithersbur, Maryland.

Cetáceos al borde de extinción
El cetáceo
El cetáceo "vaquita" está en gran peligro.

Este año la Ciencia también sumó otro fracaso. Se vio forzada a abandonar una campaña que pretendía salvar a la vaquita, un cetáceo que vive en el Golfo de México y que está en peligro de extinción debido a que suele ser presa de las redes de pesca.

En octubre pasado, el gobierno mexicano y organizaciones internacionales buscaron salvar a uno de los 30 individuos que aún se mantienen, pero la muerte de una hembra capturada por estas redes de pesca hizo que se terminaran los esfuerzos por salvarla.

Las prohibiciones de pesca no se han cumplido.

Otra de las preocupaciones en esta misma línea, es la creciente muerte de ballenas en el Atlántico Norte. En esta zona quedan menos de 100 hembras en edad reproductiva y eso desvela a los científicos.

Denuncias de acoso sexual

El sector femenino de la Ciencia también hizo valer su voz a manera de queja. Las científicas hablaron de cómo, solo por el hecho de su condición, han tenido menos oportunidades laborales, menos paga y han sufrido acoso sexual.

Por ejemplo, en setiembre, dos investigadoras del Instituto Salk para Estudios Biológicos en San Diego, California, demandaron a esa entidad al alegar que un "club de hombres" captaba todos los fondos y les quitaba espacio para investigar a las mujeres.

En octubre, una exestudiante de la Universidad de Boston también acusó a un geólogo de misoginia y acoso sexual durante una gira de estudio a Antártida.

Y luego, este diciembre, nueve lingüistas de la Universidad de Rochester en Nueva York denunciaron acoso sexual por parte de uno de los profesores.