La NASA prometió revisar las indicaciones de la investigación, pero insistió en que valía la pena establecer el objetivo de caminar sobre Marte

 6 junio, 2014
Este año quedó demostrado que Marte es una de las fronteras de mayor interés para la carrera espacial.
Este año quedó demostrado que Marte es una de las fronteras de mayor interés para la carrera espacial.

El programa de la NASA para enviar humanos a Marte fallará a menos de que la agencia renueve sus métodos y elabore una estrategia clara para conquistar el planeta rojo, advirtió el Consejo Nacional de Investigación estadounidense en un informe pedido por el Congreso.

"Continuar el camino actual... es invitar al fracaso, la desilusión y la pérdida de la percepción internacional de larga data de que los vuelos tripulados al espacio son algo que Estados Unidos hace mejor", sostiene el informe de 286 páginas.

"Es probable que la evaluación más sincera sea que no hay una demanda pública de exploración del espacio, que realmente no tenemos un objetivo claro y que el programa que se está llevando adelante no nos llevará a ninguna parte", dijo el experto John Logsdon.

La NASA prometió revisar las indicaciones de la investigación, pero insistió en que valía la pena establecer el objetivo de caminar sobre Marte como forma de mantener el listón alto para otros proyectos paralelos.

"Un programa sostenible de exploración humana profunda del espacio debe tener un objetivo 'horizonte' último que provea un foco a largo plazo", respondió la agencia.

Este foco, opina, es menos susceptible de verse interrumpido por problemas tecnológicos, económicos y de otros tipos.

Hasta el momento, las agencias solo han podido enviar naves no tripuladas a Marte. La última fue el Curiosity de la NASA, con un valor de $2.500 millones, que llegó a ese planeta en agosto de 2012.

Sin embargo, según el informe del NRC, el avance de la exploración humana en los confines del espacio llevará décadas de trabajo, cientos de miles de millones de dólares y un "riesgo significativo para la vida humana".

Todo eso hace que ahora sea imposible para Estados Unidos ir a Marte con el presupuesto destinado a las actividades espaciales.

Por este motivo, según el NRC el país debería aumentar la cooperación con otras naciones --China incluida-- y obtener financiamiento también del sector privado y otras fuentes.

Peros. El problema es que las leyes federales prohíben a la NASA participar en programas bilaterales con China, lo que según el NRC reduce sustancialmente la potencial capacidad internacional de alcanzar Marte.

"Dado el rápido desarrollo de las capacidades de China en el espacio, es del mayor interés de Estados Unidos estar abierto a futuras asociaciones internacionales", agrega el informe.

Los autores del documento dicen que volver a la Luna sería mejor para la cooperación internacional dado el interés en ese destino que tienen otros países. Además, esa misión ayudaría a desarrollar tecnología para aterrizar y eventualmente vivir en Marte.

Aquí el pero es que el gobierno de Obama se opone a otro aterrizaje en la Luna por su alto costo. En cambio, quiere concentrarse en capturar un asteroide y ubicarlo en la órbita de la tierra para futura exploración.

Etiquetado como: